Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Rusia culpa a Polonia por la demora en el retorno del avión presidencial siniestrado

© AP Photo / Sergey PonomarevEl lugar del siniestro del Tu-154M del presidente polaco Lech Kaczynski
El lugar del siniestro del Tu-154M del presidente polaco Lech Kaczynski - Sputnik Mundo
Síguenos en
MOSCÚ (Sputnik) — El embajador ruso en Varsovia, Serguéi Andréev, atribuyó a las autoridades polacas la demora de la devolución de los restos del avión accidentado en abril de 2010 en el que murió el presidente polaco de entonces Lech Kaczynski.

La aeronave presidencial se estrelló cerca de la ciudad rusa de Smolensk al realizar una maniobra de aterrizaje en medio de una fuerte niebla.

"Las autoridades polacas siguen investigando el caso y cada vez presentan nuevas teorías de lo ocurrido (…) precisamente por eso los investigadores rusos se ven obligados a proseguir y verificar las nuevas versiones", dijo Andréev a Sputnik.

El lugar del siniestro del Tu-154M del presidente polaco Lech Kaczynski - Sputnik Mundo
Senador ruso tilda de "política" la hipotesis de una explosión en el Tu-154 de Kaczynski
El diplomático explicó que "los restos del aparato seguirán en Rusia hasta que finalicen todos los procedimientos procesales por completo ya que así lo requieren las leyes del país".

Andréev destacó que los expertos e investigadores polacos tuvieron pleno acceso a los restos del avión.

"Tanto los investigadores polacos como los rusos analizaron los restos del avión y las cajas negras con los métodos más avanzados", remarcó.

El embajador recordó que la tragedia, sus causas y circunstancias fueron esclarecidas aún en 2011 cuando el Comité Interestatal de Aviación y la comisión polaca encabezada por el entonces ministro polaco del Interior Jerzy Miller, publicaron sendos informes.

"Hasta ahora no se ha descubierto nada que ponga en duda las conclusiones de los dos organismos", apuntó Andréev.

Le puede interesar: Canciller polaco explica qué impide la cooperación entre Polonia y Rusia

El diplomático expresó su contrariedad por el ruido que se levanta artificialmente sobre el tema de la repatriación de los restos del avión a Polonia.

"El tema de la devolución de los restos del avión presidencial a Polonia ha sido muy politizado (…) Mientras que en realidad, desde el punto de vista práctico, importa poco si se encuentran en Rusia o en Polonia", puntualizó.

Andréev sostuvo que "se está creando un problema artificial en torno al asunto como si tuviera algún valor simbólico".

Una participante de la Marcha de la Independencia en Varsovia en 2016 - Sputnik Mundo
El 'mundo eslavo' creado por Polonia ¿contra quién se dirige?
En el accidente del avión murieron ocho tripulantes y los 88 pasajeros, todos miembros de una delegación gubernamental que viajaba a Rusia para rendir homenaje a los militares polacos ejecutados en Katyn en 1940.

El Comité Interestatal de Aviación atribuyó el siniestro a un error de los pilotos polacos que decidieron aterrizar en condiciones de baja visibilidad en vez de dirigirse a un aeropuerto de reserva.

La comisión polaca también estableció que la causa del accidente fue la decisión de aterrizar en condiciones meteorológicas adversas.

Lea también: Revelan nuevos datos sobre la investigación del siniestro del avión de Kaczynski

Tras el cambio de gobierno en Polonia, el nuevo ministro de Defensa, Antoni Macierewicz, ordenó la reapertura del caso e instituyó una subcomisión especial para esclarecer las circunstancias de la tragedia.

Asimismo, el embajador ruso en Polonia, Serguéi Andréev, las autoridades polacas no están dispuestas a mejorar las relaciones con Rusia.

"Lamentablemente, de momento no vemos que nuestros socios polacos estén dispuestos a normalizar las relaciones con Rusia, las relaciones no mejoran, ¿empeorarán? ya veremos", dijo el diplomático.

Varsovia, capital de Polonia - Sputnik Mundo
Alianza entre Polonia y… ¿Rusia? Varsovia podría ser un caballo de Troya en la UE
Según el embajador, los recientes cambios en el Gobierno de Polonia no influyeron en la situación.

"Se ha mantenido en el poder el mismo partido con las mismas posiciones nacionales e internacionales" y aunque "han cambiado algunas personas en el Gobierno", la "política respecto a Rusia sigue siendo la misma", afirmó.

Por otra parte, indicó, la apuesta de Moscú por normalizar las relaciones con Varsovia tampoco ha cambiado.

"No fuimos nosotros quienes tomaron la decisión de congelar las relaciones o minimizarlas en ciertos ámbitos, por nuestra parte todos estos años se mantuvo la voluntad de mantener con Polonia unas relaciones pragmáticas, mutuamente beneficiosas y, en la medida de lo posible, carente de sentimientos negativos", dijo.

Demolición de monumentos soviéticos

Con la demolición de los monumentos a los soldados soviéticos Polonia demuestra que no quiere mantener relaciones normales con Rusia, declaró este viernes el embajador de Rusia en Varsovia, Serguéi Andreev.

En otoño de 2017 en Polonia entró en vigor una ley que prohíbe la propaganda del comunismo y de las ideas de cualquier otro régimen totalitario, que supone, en particular, el desmontaje en los lugares públicos de más de 450 monumentos soviéticos, de los que 230 son a los soldados del Ejército Rojo, excepto los erigidos en cementerios.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, había señalado con este motivo que Polonia ha proclamado una guerra contra los monumentos e impone de modo consecuente la rusofobia como su idea nacional.

"Después de 2014 la parte polaca no creyó necesario cumplir lo que deriva de los acuerdos firmados entre nuestros países y empezó a interpretarlos a su modo, admitió que las tumbas deben protegerse según el Convenio de 1994 sobre entierros y lugares de recuerdo de las víctimas de las guerras y las represiones, pero en cuanto a los monumentos a los soldados libertadores los calificó como propaganda comunista", dijo el embajador.

Los intentos de Moscú de apelar al raciocinio y la conciencia de los polacos no dan resultado, constató, agregando que "Polonia premeditadamente tomó el rumbo de la confrontación" y que además de demoler monumentos muestra condescendencia ante los actos de vandalismo que se cometen contra monumentos y entierros soviéticos.

El diplomático recordó que 600.000 combatientes soviéticos dieron sus vidas al liberar a Polonia y que de 700.000 a un millón de soviéticos recluidos en los campos de exterminio nazis en Polonia, murieron y fueron sepultados en su tierra.

Dijo que no tiene sentido trasladar estos monumentos a Rusia porque son símbolo del recuerdo de los sucesos que acontecieron en lugares concretos y adujo como ejemplo el desmontaje del monumento al general soviético Iván Cherniajóvski en la ciudad polaca de Pieniezno.

Este comandante del Tercer Frente Bielorruso fue herido gravemente el 18 de febrero de 1945 y murió en las inmediaciones de la localidad de Melzak, entonces Prusia Oriental (actualmente Pieniezno), en el lugar de su muerte las autoridades polacas erigieron en 1970 un monumento en su memoria. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала