¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

La crisis política en Brasil urge una reforma integral a un año de las elecciones

Síguenos en
RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La crisis política que vive Brasil afianzada en la difícil gobernabilidad en el Congreso Nacional, la baja popularidad del presidente y la desafección general hacia los políticos que son vistos como corruptos reabrieron el debate de la reforma del sistema, que en estos días aprobarán por partes los parlamentarios.

"Hay un consenso, tanto a nivel social como a nivel político, de que la reforma política es necesaria desde hace tiempo, pero las pautas defendidas por la parcela mayoritaria de la clase política brasileña han ido a contracorriente de los anhelos populares", advierte el analista político de la Universidad de Sao Paulo (USP) Rafael Moreira en declaraciones a Sputnik.

Una corona - Sputnik Mundo
América Latina
¿Veremos a la monarquía volver a Brasil?
Brasil tiene un sistema presidencialista de coalición; la fragmentación del poder parlamentario entre una multitud de partidos obliga al Poder Ejecutivo a trabajar más asociado con los parlamentarios, ya que a pesar de que el presidente se elige directamente, éste se vuelve "rehén" del Congreso, del que tiene una fuerte dependencia.

Tras la destitución por juicio político de la expresidenta Dilma Rousseff (2011-2016), la reforma política tiene muchos frentes abiertos y los diputados trabajan a contrarreloj para aprobar el máximo de cambios posible puesto que para que estas reformas tengan validez en las elecciones del 7 de octubre de 2018 tienen que ser aprobadas como mínimo un año antes, plazo que acaba este 6 de octubre.

Michel Temer, presidente de Brasil - Sputnik Mundo
La información pública, el actor silencioso que logró comprometer a Temer en Brasil
En la Cámara de Diputados de Brasil existen actualmente 35 partidos, con uno de los sistemas electorales "más fragmentados del mundo", como dijo a esta agencia Joyce Luz, investigadora del Núcleo de Estudios Comparados e Internacionales de la Universidad de Sao Paulo (USP).

El elevado número de partidos hace que sea muy difícil construir las mayorías suficientes para gobernar, por ello uno de los temas debatidos en el marco de la reforma política era la necesidad de poner un techo mínimo de representación.

"Es necesario garantizar la formación de mayorías, de decisiones colectivas; medidas como el fin de las coaliciones, así como una reestructuración de la legislación que imponga reglas más rigurosas para la creación de nuevos partidos podría amenizar el problema de la alta fragmentación del legislativo brasileño", considera Luz.

Bandera de Brasil - Sputnik Mundo
América Latina
Líder de partido oficialista en Brasil: el Gobierno parece "una película de terror"
El 3 de octubre, los diputados dieron un paso en esta dirección: aprobaron la llamada "cláusula de barrera"; a partir de las elecciones de 2018 cada partido necesitará al menos un 1,5% de los votos válidos nacionales a diputado federal distribuidos en al menos un tercio de los estados del país para conseguir representación.

A pesar de los beneficios que esto pueda traer en la estabilidad parlamentaria Moreira destaca la otra cara de la moneda; la cláusula, elaborada por los grandes partidos, serviría "para evitar que los pequeños partidos ideológicos que tienen potencial de crecimiento a medio y largo plazo no ocupen el espacio que esos partidos grandes ya poseen".

Lea también: Juez brasileño autoriza subida de impuestos a los combustibles propuesta por Gobierno

Los diputados también aprobaron prohibir las coaliciones que permitían que partidos con ideología y posturas antagónicas se presentaran juntos a las elecciones con tal de sumar más votos y asegurarse escaños.

No obstante, estos "matrimonios de conveniencia" seguirán siendo habituales en las elecciones de 2018, puesto que quedarán anulados a partir del año 2020.

"Esta sí que me parece una idea interesante, porque es un cambio que tendría un efecto positivo, ya que reduciría bastante el estímulo a la existencia de "partidos de alquiler", remarca Moreira.

Uno de los aspectos clave que está pendiente es la financiación de las campañas electorales; actualmente, por una decisión judicial, las empresas no pueden hacer donaciones a los candidatos, por lo que se está estudiando la creación de un fondo de dinero público para los gastos de campaña.

Amnistía Internacional (imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Amnistía Internacional: Gobierno de Brasil despliega su hipocresía ante la ONU
"Antes predominaba la financiación por parte de las empresas y consecuentemente mucha intervención de los grupos de interés en la producción de políticas; ahora, sólo con la financiación oriunda del Estado la situación cambia, el dinero será menor y los candidatos tendrán que batallar más para conquistar a su electorado, lo que me parece positivo", dice Luz.

No obstante, la idea de dedicar más dinero del Estado a los partidos no parece gustar a la opinión pública, que forzó a los diputados a dar marcha atrás en su idea inicial de generar un fondo público de 3.600 millones de reales (1.150 millones de dólares), y ahora no hay un consenso sobre cómo debería hacerse esa financiación.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала