Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Museos de Brasil condenan intentos de censura de movimientos conservadores

CC BY-SA 4.0 / David Clark/ARTExplorer / MAM Museu de Arte Moderna de São PauloMuseo de Arte Moderno de Sao Paulo (Mam)
Museo de Arte Moderno de Sao Paulo (Mam) - Sputnik Mundo
Síguenos en
RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — Representantes de los principales museos e instituciones culturales de Brasil manifestaron su rechazo a las presiones orquestadas por diversos movimientos conservadores contra expresiones de arte contemporáneo a las que acusan de promover la pedofilia y la zoofilia.

"Curadores y directores de museos e instituciones culturales brasileñas, en consonancia con los principios constitucionales de derecho a la diversidad, a la libertad de expresión y a la práctica democrática de ciudadanía, manifiestan su más absoluto rechazo a las acciones orquestadas contra espacios institucionales de arte", dice la carta firmada por 73 representantes del mundo del arte.

Cartel de Bienalsur - Sputnik Mundo
América del Sur unida para revolucionar el arte contemporáneo (fotos)
También se mostraron contrarios a "cualquier intento de cercenar, impedir, descalificar o prohibir las legítimas actividades artísticas que se desarrollan en Brasil, construidas responsablemente por las instituciones culturales".

La misiva es una reacción a la polémica desatada la semana pasada, cuando grupos conservadores atacaron vía online pero también en vivo al Museo de Arte Moderno de Sao Paulo (Mam), al que acusaron de promover la pedofilia porque una niña (acompañada de su madre) le tocó el pie a un hombre desnudo, el artista Wagner Schwartz, que estaba en el suelo realizando una performance.

El museo aclaró que la performance "La Bête" se realizó en una sala en la que se advertía al público de la desnudez artística y que el trabajo presentado no tiene un contenido erótico, sino que era una lectura interpretativa de la obra "Bicho", de la artista brasileña Lygia Clark, conocida por sus propuestas interactivas.

Le puede interesar: Acciones y experiencias artísticas para describir la historia "viva" de América Latina (fotos)

El museo alega que las críticas se basan en la "desinformación" y la "distorsión" del contexto y del significado de la obra, pero eso no evitó que el museo fuera invadido por grupos radicales y que sus trabajadores y visitantes sufrieran ofensas y agresiones verbales.

"El sábado el museo fue escenario de una nueva protesta patrocinada por el mismo grupo de individuos, que esta vez, además de agresiones verbales, cometieron actos de violencia física contra visitantes y colaboradores", lamenta el museo, que presentó dos denuncias a la policía en las que también reunió diversas amenazas anónimas.

Cais do Valongo - Sputnik Mundo
Río de Janeiro celebra que la Unesco reconozca las huellas de la esclavitud
La carta de apoyo al Mam está firmada por 73 personas, entre los que destacan el director artístico del Museo de Arte de São Paulo (Masp), Adriano Pedrosa; el director ejecutivo de Inhotim, Antônio Grassi; el presidente del Museo de Arte Moderno de Río (Mam), Carlos Alberto Gouvêa Chateaubriand, y el presidente del Instituto Tomie Ohtake, Ricardo Ohtake.

"Limitar e impedir a artistas, curadores e instituciones es una clara política de retroceso frente al proceso histórico que implantó un estado democrático de derecho en Brasil", dice otro fragmento de la carta.

Este comunicado del sector artístico brasileño también responde a la censura sufrida por otro centro expositivo, el Santander Cultural de la ciudad de Porto Alegre (sur del país), que hace unas semanas clausuró la exposición "Queermuseu" como respuesta a las fuertes presiones de grupos conservadores.

Guernica, cuadro de Pablo Picasso - Sputnik Mundo
Sao Paulo, la estancia latinoamericana casi desconocida del "Guernica" de Picasso
El Movimiento Brasil Libre (MBL) y otros grupos de ultraderecha atacaron a este centro alegando que sus obras fomentaban la pedofilia y la zoofilia, aunque los artistas negaron las acusaciones y argumentaron que las representaciones bajo sospecha eran meras alegorías o incluso críticas, pero no apología.

El revuelo causado en esa ocasión propició que otros museos de Minas Gerais y Río de Janeiro (sureste del país) manifestaran su voluntad de acoger la exposición censurada como forma de expresar su solidaridad.

Uno de ellos fue el Museo de Arte de Río (Mar), una institución en cuyo patronato está el Ayuntamiento de la ciudad, que encabeza el alcalde Marcelo Crivella, un exobispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios conocido por sus posturas conservadoras.

Le puede interesar: Mario Testino recauda siete millones de euros para el museo Mate de Lima

En un video difundido en las redes sociales Crivella avisó de que esa exposición no es bienvenida en la ciudad e ironizó haciendo un juego de palabras: "Salió en el periódico que va a venir (la exposición) al Mar, ¡ja! Sólo si es el fondo del mar, porque en el Museo de Arte de Río ¡No!", dijo.

El debate sobre la libertad artística se encendió en las últimas semanas en Brasil, país que vive un momento de crecimiento de las tendencias conservadoras, en buena parte empujadas por el ascenso de las iglesias evangélicas neopentecostales. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала