Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

"Brasil es una dictadura disfrazada de democracia"

© REUTERS / Ueslei MarcelinoA demonstrator carries a Brazilian national flag during a protest calling for the impeachment of Brazil's President Dilma Rousseff near the National Congress in Brasilia, Brazil, December 13, 2015
A demonstrator carries a Brazilian national flag during a protest calling for the impeachment of Brazil's President Dilma Rousseff near the National Congress in Brasilia, Brazil, December 13, 2015 - Sputnik Mundo
Síguenos en
RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — Las fuerzas de seguridad de Brasil siguen operando con impunidad y el país vive una democracia fingida, dijo Rute Fiúza, madre de un hijo desaparecido, en diálogo con Sputnik.

"Lo que tenemos aquí es una democracia muy fingida, esto es una mentira, tenemos una dictadura disfrazada de democracia; en pleno siglo XXI tan solo aquí en Salvador (noreste de Brasil) hay ocho personas desparecidas, eso no es un Estado Democrático de Derecho", criticó esta madre, cuyo hijo, Davi Fiúza, desapareció en octubre de 2014 a manos de un grupo de hombres que según ella y diversos testigos eran policías.

Policía de Brasil durante las protestas - Sputnik Mundo
América Latina
Canciller de Venezuela considera "inmoral" el silencio de la OEA sobre represión en Brasil
Las desapariciones forzosas fueron un método represivo utilizado con frecuencia por los regímenes militares de Latinoamérica entre los años 60 y 80, cuando las fuerzas del Estado no reconocían haber detenido a personas y las llevaban a centros clandestinos de tortura o exterminio.

En Brasil se estima que hubo 379 muertos y desaparecidos durante el régimen militar, según el recuento conjunto del Centro de Documentación Eremias Delizoicov y la Comisión de los Familiares de Muertos y Desaparecidos Políticos.

Esta cifra tomó relevancia el 30 de agosto al conmemorarse el Día Internacional de las Víctimas de las Desapariciones Forzosas.

Lea más: Adiós a 'Mamá Angélica', madre de los huérfanos por desapariciones del Perú

En Brasil, el establecimiento de la Comisión Nacional de la Verdad (que investigó los crímenes de la dictadura) y diversos cambios en el Código Penal ayudaron, sobre el papel, a adaptar el rol del Estado a las nuevas exigencias sociales y a las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aunque la realidad a pie de calle es bien distinta.

"Mi hijo salió a comprar pan por la mañana, sobre las 7 estaban haciendo una batida policial, 19 soldados se estaban formando ese día; Davi estaba hablando con una vecina y de repente le abordaron sin motivo aparente", explica su madre, quien añade: "Davi no tenía armas, no era bandido, pero ellos buscaban a otra persona y como no la encontraron se lo llevaron a él sin ningún aviso".

La policía de Río de Janeiro - Sputnik Mundo
Experto: política de represión explica los 9.000 militares que refuerzan la seguridad en Río
Davi, un adolescente de 16 años, desapareció en el barrio de São Cristovão de la capital de Bahía el 24 de octubre de 2014 y desde entonces no hay noticias sobre su paradero.

Rute recuerda cómo al principio no le dio importancia, pensó que le soltarían en breve, pero pasó el día y la noche y su hijo no volvió.

"Pasé unos días yendo al Instituto Médico Legal (IML) para ver si reconocía su cuerpo, a las comisarías, a la Corregedoria (organismo que investiga irregularidades dentro de la Policía Militar) cuando aún era ingenua y pensaba que podrían ayudarme, y todo lo que me preguntaban era '¿Hasta dónde quieres llegar con esto?'", recuerda.

Impunidad

Favelas, Brasil - Sputnik Mundo
América Latina
Hombres jóvenes, negros y suburbanos, el "genocidio" silencioso de Brasil
Para la madre de Davi la impunidad policial y el corporativismo de las instituciones, pues "se protegen los unos a los otros", dificulta enormemente que haya una resolución judicial y que se castigue a los culpables por la desaparición de su hijo.

Primero la Corregedoria de la Policía Militar pasó el caso a la Policía Civil alegando que no había bastantes pruebas de la participación de sus agentes en la desaparición, y desde entonces, la Policía Civil prorroga continuamente el plazo para entregar sus conclusiones al Ministerio Público (la Fiscalía) para que pueda presentar la denuncia.

"Sinceramente, no tengo ninguna esperanza, yo creo que esto se arrastrará durante años en la Justicia sin una solución", lamenta, y añade que la policía en Brasil es un "enemigo público" que actúa con total impunidad porque sabe que sus actos no tendrán consecuencias.

Ante la dificultad para esclarecer quién está detrás de la desaparición de su hijo, Rute se involucró en organizaciones como Amnistía Internacional y Justiça Global y se convirtió en una activista: "Tomé mi luto y lo transformé en lucha", dice, remarcando que confía en que su experiencia al menos sirva como incentivo para otras madres que pasan por lo mismo.

Le puede interesar: Corte de calles, marchas y represión en un Brasil cada vez más deteriorado

Otros casos

Policía de Brasil durante las protestas - Sputnik Mundo
América Latina
Manifestante: "Brasil va camino a una dictadura"
El caso de Davi Fiúcha no es una excepción: en la prensa se difunden casos como la desaparición en 2013 de Amarildo, un albañil de la favela de Rocinha, en Río de Janeiro.

Amarildo fue detenido por agentes de la Policía Militar y llevado a la Unidad de Policía Pacificadora (UPP) (una comisaría en la favela), donde presuntamente fue torturado y asesinado, después de ser confundido con un traficante de drogas, según la versión de la policía.

Doce de los 25 policías militares denunciados en 2016 por la desaparición y muerte de Amarildo fueron condenados en primer grado, y el pasado mes de enero otros dos agentes fueron condenados por corromper a testigos para que mintieran sobre las circunstancias de la muerte.

Lea también: Fiscalía argentina redefine como "desaparición forzada" el caso de Maldonado

El caso de Amarildo marcó un antes y un después en la percepción de la sociedad civil brasileña hacia los abusos policiales y aumentó la presión para desmilitarizar a la Policía Militar, una herencia directa de la dictadura.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала