Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

La Unión Balcánica: ¿una nueva Yugoslavia a las puertas de la UE?

CC0 / Pixabay / Belgrado, la capital de Serbia
Belgrado, la capital de Serbia - Sputnik Mundo
Síguenos en
Seis territorios balcánicos que aspiran a entrar en la UE pero todavía no han recibido luz verde de Bruselas para el ingreso —Serbia, Montenegro, Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Albania y el parcialmente reconocido Kosovo— han iniciado un proceso de integración fronteriza y aduanera que podría dar vida a un nuevo e influyente bloque regional.

Según Die Welt, la integración económica de los países balcánicos supone un giro inesperado si tenemos en cuenta las guerras que vivió la región en la década de los 90 del siglo XX, que dejaron más de 130.000 víctimas mortales y millones de desplazados. Los conflictos armados que afectaron a los pueblos que integraban la República Federativa Socialista de Yugoslavia desembocaron en la aparición de varios Estados incapaces de construir relaciones entre sí.  

Joven de la República Srpska durante protestas contra la declaración de independencia de Kosovo. Banja Luka, 21 de febrero de 2008. - Sputnik Mundo
Todo lo que tienes que saber sobre la República Srpska
Además del conflicto prolongado entre Serbia y Kosovo, también todavía hoy hay tensiones entre Kosovo y la República Srpska, que forma parte de Bosnia y Herzegovina, algo que provoca ciertas dificultades en el proceso de expedición de visados entre estos países.

Sin embargo, los lazos económicos entre las naciones de la antigua Yugoslavia siguen conservándose pese a las diferencias políticas.

"Muchas empresas serbias tienen redes de distribución ubicadas en todo el territorio de la antigua Yugoslavia", declaró a Sputnik Carlos de Kordu, presidente de la oficina serbia del banco Crédit Agricole. El economista explicó que todavía existe en la región una "coherencia económica". 

Sin garantías de lealtad hacia la UE

La negativa de las élites europeas de cumplir con las demandas de los países de la antigua Yugoslavia genera algunas molestias entre los políticos de la región. Así, el ministro de Exteriores de Montenegro, Srdjan Darmanovic, expresó que "no debemos considerar que nuestra adhesión a la UE esté garantizada, sin embargo, los europeos tampoco deben pensar que está garantizado nuestro compromiso con la Unión". 

El B-52, utilizado en los bombardeos de Yugoslavia - Sputnik Mundo
Todo lo que tienes que saber sobre el conflicto en Kosovo
Además, muchos euroescépticos todavía no han olvidado los bombardeos que sufrió la región llevados a cabo por las fuerzas de la OTAN en 1999. Asimismo, Croacia, que ya se convirtió en miembro de la UE, es un obstáculo en el camino de Belgrado hacia la adhesión a la unión.

Por su parte, los países líderes la UE, Alemania y Francia, tampoco tienen prisa para integrar dentro de las estructuras europeas a países que tienen sus propios problemas internos, como el crecimiento del islamismo y los flujos migratorios. 

De este modo, Berlín y París tratan de fomentar el desarrollo económico de la región sin ofrecer la adhesión a la UE a los Estados de la antigua Yugoslavia que todavía no forman parte del bloque. Así, en mayo de 2017, el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, propuso la creación de un "mercado común en los Balcanes". En julio del mismo año, la idea fue discutida en un foro internacional celebrado en Trieste, en el que participaron los representantes de seis países de la UE y de los Estados balcánicos que aspiran a entrar en el club europeo. A su vez, Berlín prometió invertir en las economías de los países de la antigua Yugoslavia y, al mismo tiempo, instó a que estos cooperaran más entre sí.

China apunta a los Balcanes

Para Alemania, uno de los incentivos para invertir en la región es el aumento de la actividad comercial de Pekín, que 'apuntó' a la zona de cara a la realización de su proyecto Nueva Ruta de la Seda, iniciado en 2014. 

Más: China invirtió casi $4.000 millones en países de Nueva Ruta de la Seda en 2017

Así, en los últimos años, China ha adquirido en los países de la antigua Yugoslavia varias empresas clave, entre ellas, la única planta de acero de Serbia. Las inversiones chinas en la economía de los países balcánicos, así como el 'dumping' en el precio del acero, son motivo de creciente preocupación en Bruselas, Berlín y París. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала