Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

Opinión: "El Europarlamento es un cementerio de elefantes"

Opinión: “El Europarlamento es un cementerio de elefantes”
Síguenos en
Jean-Claude Juncker se deshizo en improperios hacia los europarlamentarios. Culpa del 95% de ellos que valoraron que presentarse a trabajar ante la presencia del nada ilustre compareciente primer ministro de Malta, quien alimentó al hemiciclo de frías sillas vacías, no era importante. Otro gallo hubiera cantado, si estuviera Merkel en su lugar.

“El Parlamento Europeo es ridículo, muy ridículo. Que haya solo una treintena de diputados en la sala demuestra que la Eurocámara no es seria”.

Fue contundente Juncker, y sus palabras de reclamo cargadas lógica, fueron interpretadas como una afrenta por el presidente de la Eurocámara.

Así, Antonio Tajani, a la sazón italiano presidente del Parlamento Europeo, y miembro del Partido Popular Europeo, le afeó al político luxemburgués sus palabras: “Le pido señor presidente que se exprese de forma más respetuosa. Puede criticar al Parlamento, pero no es la Comisión la que debe controlar al Parlamento, sino al contrario”, ha respondido entre la algarada del 5% de los legisladores que hacían frente común con los ausentes.

Juncker devolvió el golpe: “Hay muy pocos eurodiputados en la sala para controlar a la Comisión. Sois ridículos. (…) Nunca volveré a una reunión de este tipo. El Parlamento controla a la Comisión pero la Eurocámara debe respetar las presidencias de los países más pequeños”, y no pronunció un discurso que tenía previsto sobre los migrantes.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea - Sputnik Mundo
Juncker se disculpa por su salida de tono en el Parlamento Europeo
De 751 parlamentarios, se hicieron presentes sólo una treintena al debate en cuestión estaba dedicado a repasar los logros de la presidencia maltesa, y en la que también intervenía el primer ministro de ese país, Joseph Muscat. “Si en vez del señor Muscat estuviera aquí la canciller alemana Angela Merkel, difícil de imaginar, o el presidente francés Emmanuel Macron, más fácil, tendríamos un hemiciclo lleno", añadió.

El profesor de Economía Política de la Universidad del País Vasco, Joaquín Arriola, explica que el parlamento Europeo  “no es un parlamento ad hoc como los que pueda haber en cualquier otro país, porque no es, y esto es importante, el órgano legislativo de la UE. El órgano legislativo de la UE es la Comisión Europea, que preside Jean-Claude Juncker, con lo cual, estamos ante un Parlamento, que tiene ese nombre, pero que de ‘Parlamento’ tiene bien poco”.

“A esto, si le sumamos como consecuencia de este bajo perfil político, en muchos países y muchos partidos políticos, consideran que sus europarlamentarios son realmente puestos en una especie de cementerio de elefantes, donde se envía como premio a los políticos que ya tienen poco recorrido en el espacio nacional, pues se explica la falta de entusiasmo de los europarlamentarios por sus tareas en general, y en particular por lo que ha podido suponer el semestre de presidencia maltesa, que por otro lado tiene un balance bastante corto que presentar”, explica Arriola.

Para el profesor, “las palabras de Juncker no son el resultado de un exabrupto que se le haya ocurrido al ver al Parlamento vacío. Creo que son palabras muy pensadas, muy meditadas por parte del presidente de la Comisión que es consciente de la falta de tirón y de enganche que tienen las instituciones europeas, con las ciudadanías de los países  miembro”.

Mientras, bajo el título “Visite el Parlamento Europeo. ¡Venga y participe!”, la web oficial del organismo hace una invitación al público: “Visitar el Parlamento Europeo es una manera excelente de conocer su labor como representante de los ciudadanos de la Unión y su influencia tanto en Europa como en el mundo”.

En este sentido, el profesor opina que “Este tirón de orejas público (de Juncker al Europarlamento), incluso excesivo, tiene un objetivo mediático, y es situar a la Comisión Europea y su presidencia (de Juncker), en los medios de comunicación. Es sintomático que el único método que pueda encontrar el presidente de la Comisión para lograr este objetivo, sea éste. Lo cual demuestra que realmente las instituciones comunitarias tienen un problema, no sólo de comunicación, sino de toma de decisiones que se esperan, y que podemos seguir esperando sentados porque no van a producirse, bastante grave”, concluye Joaquín Arriola.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала