Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

El Festival de Cannes le declara la guerra a Netflix

Síguenos en
El Festival de Cannes, uno de los eventos cinematográficos más importantes y esperados del mundo, declaró la guerra a las plataformas audiovisuales como Netflix. A partir de 2018, la organización no admitirá películas que no sean exhibidas en salas cinematográficas de Francia.

Pedro Almodóvar, cineasta español - Sputnik Mundo
Pedro Almodóvar presidirá el jurado en la 70ª edición del Festival de Cannes
El Festival de Cannes es una de las citas ineludibles de la industria cinematográfica del mundo. Por eso, cada año se aguarda con ansiedad la publicación de la selección oficial de largometrajes que compiten por la Palma de Oro, el máximo galardón del concurso. Este año, causó polémica la selección de dos películas producidas y distribuidas por Netflix. Se trata de dos cintas muy esperadas por el público: The Meyerowitz Stories, la última realización del estadounidense Noah Baumbach, y Okja, del surcoreano Bon Joon Ho.

Desde el mundo del cine se criticó la medida, ya que abría la puerta a que filmes que no fueran estrenados en salas de exhibición y solo estuvieran disponibles en plataformas en línea pudieran aspirar al prestigioso premio. Ante los rumores sobre la posible exclusión de los títulos, Cannes debió ratificar su presencia en la selección. Pero no escatimó en críticas hacia el gigante del 'streaming'.

Más: Ir al cine: un hábito en declive en América Latina

"El Festival de Cannes es consciente de la inquietud suscitada por la ausencia de estreno en Francia de estas películas en salas. Se pidió en vano que Netflix acepte que los dos filmes pudieran llegar a los espectadores de las salas de Francia y no solamente a sus abonados. De hecho, no se pudo llegar a ningún acuerdo", publicó la organización en un comunicado.

A pesar de manifestar su beneplácito por la llegada de "un nuevo operador que decidió invertir" en la industria, Cannes insiste en "manifestar su apoyo al modo de explotación tradicional del cine en Francia y en el Mundo".

​"En consecuencia, y luego de consultar a sus administradores, el Festival de Cannes decidió adaptar su reglamento a una situación hasta ahora inédita: de ahora en más, toda película que desee participar en la competencia deberá previamente comprometerse a ser distribuida en salas francesas", manifestó el festival en su comunicado.

Más: La preservación del patrimonio audiovisual, un desafío de la era digital

Por eso, a partir de 2018, los filmes de directores célebres distribuidos en plataformas como Netflix deberán acogerse al esquema tradicional. Esta medida puede influir en los fichajes de directores célebres por parte de la empresa norteamericana, ya que la Palma de Oro es un trofeo muy codiciado en el ámbito del cine. Pero además Cannes tiene un peso mundial que le permite plantarse y cambiar las reglas del juego.

"Un festival con el poder que tiene Cannes es de los pocos que de alguna manera puede tener capacidad de presión frente a 'elefantes' como Netflix. Un planteo de otros festivales más pequeños no tendría relevancia, pero que Cannes introduzca esta exigencia nos parece que es interesante. Es una toma de postura creativa —y de alguna manera política- muy acertada", opinó en diálogo con Sputnik José Luis Losa, director del festival Cineuropa de Santiago de Compostela.

Cine - Sputnik Mundo
Más de 40 compañías rusas presentarán sus filmes en el mercado de Cannes
El programador del festival gallego consideró la decisión del festival francés como "muy positiva", ya que "preserva que las películas se puedan ver en sala, que es para lo que son concebidas creativamente".

Este veredicto de la organización del festival, junto con la legislación vigente en Francia, pueden volverse un dolor de cabeza para Netflix u otras plataformas similares que en un futuro deseen presentar sus películas. Para poder ser exhibidas en plataformas de 'streaming' bajo suscripción, los títulos deben esperar 36 meses para ponerlos al alcance de sus casi 900.000 abonados galos.

Más: Los colosos mediáticos estadounidenses se imponen en América Latina

El director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, expresó su descontento con la medida dirigida a su empresa, que en el mundo cuenta con casi 100 millones de suscripciones.

"El 'establishment' cierra filas contra nosotros. Miren Okja en Netflix a partir del 28 de junio. Un filme asombroso que los circuitos de salas quieren que no entre a la competencia oficial del Festival de Cannes", comentó en su perfil de Facebook.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала