¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

¿Qué implicaciones tiene el referéndum de Turquía?

© REUTERS / Murad SezerRecep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía
Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía - Sputnik Mundo
Síguenos en
Turquía ha decidido en las urnas abandonar el sistema parlamentario y ampliar los poderes ejecutivos del actual presidente Recep Tayyip Erdogan, una decisión que abre una serie de incertidumbres: la reacción de la oposición, las relaciones con la Unión Europea, los sentimientos del Ejército...

En cualquier caso, el referéndum sobre la reforma constitucional ya es el mayor hecho político en la historia del país desde la fundación en 1923 de la República de Turquía sobre las cenizas del Imperio Otomano.

Una horca - Sputnik Mundo
Erdogan comenta la posibilidad de reanudar la pena de muerte en Turquía
La trascendencia del plebiscito es revolucionaria. Los principales cambios legales se llevarán a cabo el 3 de noviembre de 2019, fecha en que están fijadas las elecciones al Parlamento turco y a la Presidencia. A partir de entonces el Legislativo perderá mucho poder y desaparecerá el cargo de primer ministro. Pero los comicios podrían incluso adelantarse, lo que aceleraría las transformaciones pero también la tensión política. Esa es una prerrogativa del propio Erdogan.

Según el nuevo sistema, cuyos críticos lo han tildado de "nuevo sultanato", el presidente estará autorizado a gobernar por decreto, controlará los presupuestos del Estado y podrá nombrar directa o indirectamente a 12 de los 15 jueces del Tribunal Constitucional.

Banderas de la UE y Turquía en Estambul - Sputnik Mundo
Embajador turco: Turquía económicamente es "casi miembro" de la UE
Erdogan, junto con su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), de orientación islámica moderada, había echado toda la carne en el asador y realmente esperaba un resultado más cómodo —finalmente triunfó el "sí" por sólo el 51% de los votos—; si ganara las dos próximas citas electorales, cada una de un mandato de cinco años, otra novedad, sería jefe de Estado hasta 2029.

Lo apretado del resultado ha dado fuerzas a la oposición, especialmente el Partido Republicano del Pueblo (CHP), de corte secular, que apoyaba el "no". De ahí que impugnara sin éxito todo el proceso y exigiera su anulación, alegando que la Junta Suprema Electoral (YSK) cambió a última hora los criterios para validar las papeletas.

Sistema de misiles S-400 - Sputnik Mundo
Defensa
Turquía pide a la OTAN "comprensión" ante posible compra de sistemas S-400 a Rusia
La polarización política interna está servida. Pero la oposición a Erdogan está bastante dividida pues procede de ideologías distintas y a veces antagónicas y enfrentadas entre sí. Esa baza ha servido a la perfección a los intereses del presidente para consolidar su figura y la de su partido casi hegemónico.

No obstante, el exiguo triunfo plebiscitario parece complicar los planes de Erdogan —él buscaba una victoria con el 60%— y la idea de adelantar los comicios parece descartada. El votante ha preferido la estabilidad y un sistema más centroasiático que europeo, pero el líder turco no ganó en Estambul por primera vez desde 1994, cuando entonces era alcalde de la megalópolis que une Europa con Asia. Eso significa que está perdiendo adeptos entre la clase urbana que le aupó al poder. De hecho, el "si" a la reforma ganó en el interior de la península de Anatolia, es decir, la zona más rural, pero perdió en las provincias costeras, en las zonas kurdas, situadas más al este, y en las tres principales ciudades: Ankara, Estambul e Izmir.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía - Sputnik Mundo
Erdogan ve a Europa como un continente "podrido"
Quienes votaron por la propuesta de Erdogan sostienen que el viejo modelo dual presidencialista-parlamentarista ha frenado a Turquía en su camino estratégico de convertirse en un poder económico y regional. Eso constituye un argumento sólido y razonable.

Quienes confían en esa tesis también consideran que el país necesita un liderazgo más fuerte ante un panorama lleno de retos, como la guerra en Siria en su frontera meridional, los atentados terroristas del autodenominado Estado Islámico y de los grupos separatistas kurdos, o las volátiles condiciones económicas mundiales.

Quienes, por el contrario, rechazan ese enfoque y depositaron una papeleta con el "no" escrito en ella creen que los cambios aprobados minarán el actual Estado de Derecho y aislarán a Turquía de la arena internacional.

Presidente de Rusia, Vladímir Putin y presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (archivo) - Sputnik Mundo
Cómo el referéndum en Turquía podría afectar a las relaciones entre Ankara y Moscú
¿Hay peligro de aislamiento internacional? En realidad no. La Unión Europea está condenada a seguir hablando con Ankara —y viceversa— pues la crisis de los refugiados sigue latente —aunque cada vez sale menos en los telediarios— y su solución está supeditada a un acuerdo bilateral firmado ahora hace un año que pende de un hilo. Hay demasiados intereses y dinero en juego.

La reacción oficial de Bruselas ha sido deliberadamente muy cautelosa. En una declaración conjunta, los altos cargos comunitarios, incluido el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, han pedido a las autoridades turcas "buscar el mayor consenso nacional posible". En otras palabras, han respetado el mandato popular, aunque no les haga ni pizca de gracia. Lo contrario habría sido una injerencia intolerable.

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía - Sputnik Mundo
Diputado ruso: "La política de Turquía podría tornarse menos predecible y más agresiva"
Es muy improbable que los Veintisiete quemen los puentes que les unen con las instituciones turcas. Eso sería un paso poco pragmático. Todo depende de las consideraciones que se hagan sobre la pena de muerte, que ahora no se aplica en Turquía. El presidente turco ya ha manifestado a sus partidarios su intención de convocar un referéndum para reinstaurar la pena capital en el ordenamiento jurídico. Esa decisión sí podría suponer una línea roja que impediría su adhesión al club de Bruselas. Esa parece la tendencia.

Los analistas sostienen que el presidente va a buscar ahora una nueva era con la UE más basada en cuestiones de índole económico que político, lo que reducirá considerablemente la profundidad y calidez de las relaciones ya bastante afectadas por los serios roces diplomáticos con Holanda durante la campaña electoral. Se planteará una relación de transición basada en los acuerdos existentes sobre fronteras y refugiados, y en la cooperación antiterrorista. El proyecto político de integrar a Turquía en la UE está prácticamente acabado.

Lea más: Experto: "la situación política será tensa en Turquía en los próximos meses"

¿Y el papel del Ejército? Las Fuerzas Armadas, que otrora fueron un protagonista muy activo en la política turca, están ahora muy debilitadas. Se siguen lamiendo las heridas tras el fallido golpe de Estado de julio de 2016 y la posterior purga de decenas de miles de personas arrestadas, destituidas o suspendidas que no sólo afectan al estamento militar sino también al civil.


LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала