Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Radio
Noticias de último momento, temas de actualidad política, económica y social. Análisis de expertos. Programas producidos y realizados por destacados periodistas desde los estudios de Sputnik en Moscú y Montevideo.

De la misa al réquiem: crónica de un recital caótico en Olavarría

De la misa al réquiem: crónica de un recital caótico en Olavarría
Síguenos en
La fiesta terminó en tragedia. El multitudinario recital de Carlos 'Indio' Solari en la ciudad de Olavarría, provincia de Buenos Aires, el sábado 11, ocupó las portadas los medios argentinos y varios de la región no por su carácter histórico sino por el caos que generó, que dejó dos muertos y más de una decena de heridos.

En un concierto ( imagen referencial) - Sputnik Mundo
América Latina
Al menos dos muertos en avalancha durante un concierto en Argentina (fotos, vídeo)
El 'Indio', exlíder de la mítica banda Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, es una de las voces más emblemáticas del rock latinoamericano, y posiblemente la figura más convocante de la región. Sus recitales —tanto con los Redondos como ya en su etapa solista- reunieron siempre enormes multitudes. Y este fin de semana, en Olavarría, dio otra muestra de eso: si bien se esperaba que alrededor de 170 mil personas asistieran al show, según varias estimaciones terminó duplicando esa cantidad.

El problema es que ni la ciudad, de apenas 100 mil habitantes, ni la organización del recital estaban preparados para recibir semejante alud de gente. Sin embargo, según cientos de testimonios, la producción del show no solo no tomó los recaudos necesarios, sino que alentó el caos, dejando entrar a miles de personas sin entrada y no pidiéndola a aquellos que sí la tenían.

Esta práctica de 'liberar el paso' siempre fue común en los recitales tanto ahora del Indio como antes de los Redondos, como una manera de volver más fluido el pasaje de gente y de esa manera evitar desmanes, aunque hoy suene paradójico. Y es que las 'Misas Ricoteras', como suelen llamarse a estos espectáculos, tienen un historial de incidentes trágicos.

Vale la pena hacer un paréntesis para explicar el contexto y por qué un recital de rock termina comparándose a una 'misa'. El Indio fundó los Redondos junto al músico Eduardo 'Skay' Beilinson en 1976, y juntos convirtieron al grupo en un símbolo antiestablishment masivo.

Más allá de su fuerte y definido estilo musical, con una lírica tan metafórica como críptica, los Redondos siempre se caracterizaron por su actitud independiente, evitando contratos con los grandes sellos discográficos y la rotación comercial en medios de comunicación. Además de presentarse cada períodos muy espaciados de tiempo.

De esta manera, generaron un mayor sentimiento de pertenencia y comunidad entre sus seguidores, que sintieron apoyar no solo una banda de rock, sino una postura rebelde y crítica. Por eso, más que seguidores son 'fieles', y los viajes para ir a sus conciertos son 'peregrinaciones'.

Conozca más: "El pogo más grande del mundo es este, Mick Jagger"

Ese tinte de religiosidad fue alimentado por varios sucesos trágicos. El más recordado sucedió el 19 de abril de 1991, en las inmediaciones del Estadio Obras Sanitarias, de Buenos Aires, donde se iba a desarrollar un recital de Los Redondos, y centenares de personas que se dirigían al estadio fueron detenidas en una razzia policial.

Entre ellas se encontraba Walter Bulacio, un chico de 17 años que moriría días después por un 'aneurisma no traumático', provocado por las torturas realizadas en la comisaría.

Desde entonces, Bulacio se convirtió en un mártir de la causa ricotera y los seguidores del grupo encontraron en la Policía a un enemigo común.

Increíblemente, uno de los dos fallecidos de Olavarría comparte apellido con esta primera víctima. Se trata de Juan Francisco Bulacio, de 36 años. Tanto él como el segundo fallecido, Javier León, habrían muerto por causas relacionadas con la avalancha de gente que se produjo en el predio, que estaba colapsado.

En Zona Violeta, contamos con el testimonio de Alejandro Correa, colega de Sputnik que viajó desde Uruguay exclusivamente para ver el recital. Él relató su experiencia y contó las experiencias que le dejó el show, en el cual, aseguró, le impactó la tristeza del público.

"Era muy difícil entender que tanto el Indio como los músicos estuvieran disfrutando lo que estaba pasando ahí y lo pudieran transmitir al resto de la gente", dijo. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала