Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Si tienes frío todo el tiempo, aquí está la explicación

Síguenos en
Nuestro cuerpo tiene la capacidad de protegernos de cualquier factor externo que podría generar peligro, sea una calor extremo o el frío polar.

Un loro - Sputnik Mundo
¿Tenía Siberia clima subtropical? Encuentran los restos de un papagayo
La percepción del frío comienza cuando los nervios en la piel envían impulsos al cerebro sobre la sensación térmica. No obstante, estos impulsos no solo responden a la propia temperatura, sino también a la velocidad a la cual esta va cambiando.

Por lo tanto, sentimos mucho más el frío saltando a un lago o piscina, porque la temperatura de la piel cae rápidamente. Después, cuando ya hemos permanecido en el agua por un tiempo, la temperatura de nuestra piel mantiene un nivel bajo pero constante, informa The Conversation.

Este estallido de los impulsos nerviosos generados por la caída de la temperatura de la piel nos da una alerta de un evento que podría provocar que la temperatura corporal central —es decir, la de los órganos internos— cayera. A veces esta caída puede resultar en hipotermia letal.

La belleza que se esconde en el duro invierno siberiano - Sputnik Mundo
La belleza que se esconde en el duro invierno siberiano
En personas sanas, los sistemas fisiológicos son capaces de prevenir la hipotermia. Los impulsos nerviosos de la piel llegan al hipotálamo —área cerebral responsable de controlar el ambiente interno del cuerpo—, generando un tipo de instrucciones en el sistema nervioso central.

Además, estos impulsos, enviados a los músculos, generan un calor metabólico adicional mediante temblores. Por su parte, los vasos sanguíneos se estrechan, limitando que la sangre y su calor lleguen a los órganos internos.

Después de alcanzar la corteza cerebral —la parte del cerebro donde se produce el razonamiento— estos impulsos junto con otros que llegan del sistema límbico, responsable por nuestro estado emocional, generan información acerca del nivel de frio que sentimos. De esta manera, estas sensaciones nos motivan a realizar ciertas acciones para calentarnos.

Los nenets de Yamal (archivo) - Sputnik Mundo
Desentrañan misterio de las bolas de hielo de Siberia (fotos)
Sin embargo, sentir el frío no es lo mismo que tener frío. Por ejemplo, saltar al agua puede causar la sensación del frío, pero también puede resultar en que la temperatura corporal central aumente. La temperatura corporal puede permanecer elevada durante una hora.

Asimismo, algunos de nosotros tenemos la desgracia de sufrir del fenómeno de Raynaud —trastorno que consiste en una reducción extrema del flujo sanguíneo a la piel, sobre todo hacia los dedos de las manos y los pies—.

Durante el embarazo, cuando el feto actúa como un horno pequeño, sentir frío puede ser un síntoma de baja actividad hormonal de la tiroides, que requiere un suplemento de hormonas.

También las mujeres sanas suelen tener más frío que los hombres debido a que su temperatura normal de la piel es más baja, una consecuencia de un nivel mayor de grasa subcutánea y de la hormona estrógeno.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала