Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Radio
Noticias de último momento, temas de actualidad política, económica y social. Análisis de expertos. Programas producidos y realizados por destacados periodistas desde los estudios de Sputnik en Moscú y Montevideo.

Europa mata y entierra al colonialismo de Obama

Europa mata y entierra al colonialismo de Obama
Síguenos en
El mundo ideal del presidente de EEUU, Barack Obama, en el que las grandes multinacionales podían someter a su antojo a los ciudadanos y pequeños empresarios, y donde las leyes a la carta permitirían que los Estados fueran expoliados, ya no es posible. El eje Berlín-París rechazó abiertamente al TTIP, un tratado humillante para sus intereses.

Como una gota china. Así golpean en los oídos de Barack Obama el rosario de frases que le dedicaron sus socios del otro lado del Atlántico. Todas para enmarcar. Aquí algunos ejemplos.

François Hollande, presidente de Francia pidió el fin "puro, simple y definitivo" de las negociaciones con EEUU sobre el TTIP.  "Las posiciones no se han respetado, el desequilibrio es evidente".

Harlem Désir, secretario de Estado para los Asuntos Europeos de Francia:

“El TTIP no será firmado en 2016, ya que sus cláusulas benefician sólo a EEUU y dañan los intereses de Francia y la UE”.

Sigmar Gabriel, vicecanciller y ministro de Economía y Energía de Alemania: “las conversaciones entre la UE y EEUU sobre el TTIP han fracasado, de hecho, ya que los europeos no debemos aceptar las demandas norteamericanas”.

Matthias Fekl, secretario de Estado encargado del Comercio Exterior de Francia: “Las negociaciones no están a la altura, hay que retomarlas más tarde sobre buenas bases. No han dado nada, o sólo unas migajas. Así no se puede negociar”.

El profesor de Economía Política del País Vasco, Joaquín Arriola, señala que Francia viene a recuperar su tradición, que también se manifestó en el año 1994, cuando a través de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se intentó imponer el Acuerdo Multilateral de Inversiones (AMI), que venía a ser un acuerdo de equiparación jurídica entre multinacionales y Estados, y fue el Gobierno francés el que dijo que no iba a firmarlo.

El economista explica que la realidad indica que estamos ante una nueva coyuntura donde no está claro cuáles son los intereses comerciales que defienden unos y otros. “Por un lado EEUU está imponiendo sanciones a multinacionales europeas, el caso de Volkswagen es el más significativo, y por otro lado parece ser, digo que sólo parece, que la UE está harta de que las multinacionales norteamericanas en Europa no paguen impuestos, y utilicen esos impuestos que no pagan para sostener la balanza de pagos norteamericana”, explica Arriola.

Asimismo, Joaquín Arriola señala que lo que algunos sectores de la política alemana, como en el de la socialdemocracia, ya entienden desde hace tiempo, que la estrategia norteamericana en Europa, que el bloque había asumido, no era la más conveniente para los intereses alemanes y de la UE en su conjunto.

El economista matiza que “es posible que en este envite que estamos viendo de parte de autoridades francesas y alemanas, esté un intento de que EEUU ceda en aquellos sectores estratégicos para el gran capital europeo, en los que EEUU ha cedido poco, que son fundamentalmente el financiero, el de las compras públicas, por parte de las administraciones públicas norteamericanas, y en cierta medida también el sector del automóvil.

Joaquín Arriola concluye que a su entender, el TTIP tiene un recorrido muy corto de aquí a futuro.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала