Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Brasil, pendiente de la crisis política mientras prepara la fiesta olímpica

© REUTERS / Bruno KellyLa luna llena detrás de estatua de Cristo Redentor, Rio de Janeiro
La luna llena detrás de estatua de Cristo Redentor, Rio de Janeiro - Sputnik Mundo
Síguenos en
RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — A poco más de una semana para que arranquen los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro la crisis política que atraviesa Brasil desde hace meses amenaza con robar protagonismo a la cita deportiva, sobre todo por la baja popularidad y por las dudas sobre la legitimidad que atenazan al Gobierno interino de Michel Temer.

Brasil está inmerso en la peor recesión en décadas —el PIB podría caer un 3,2 en 2016—, el Estado de Río de Janeiro está en bancarrota y muchos brasileños creen que el país ha sufrido un golpe blando para derrocar a la presidenta Dilma Rousseff.

En la calle cuesta encontrar muestras del llamado "espíritu olímpico".

Los ánimos de los brasileños no están para celebraciones.

Río de Janeiro - Sputnik Mundo
Economía
Emergencia económica: Río de Janeiro pide dinero para cumplir con sus obligaciones ante los JJOO
"Es como si hubiera un incendio en tu casa, con un tsunami y un terremoto a la vez, pero te ves obligado a preparar una fiesta para miles de invitados", resumía irónicamente la activista Rebeca Lerer en las redes sociales recientemente.

Lo cierto es que el panorama que atraviesa Brasil hoy es muy distinto al que se vivía en 2009, bajo el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.

Cuando en octubre de ese año el COI anunció que Río sería la sede de los Juegos de 2016 el país estalló de alegría.

"Cuando Brasil conquistó los Juegos había mucho optimismo por esa coincidencia de momentos: la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos, era la imagen de Brasil ascendiendo, volviéndose una potencia global, el país crecía a tasas muy altas, pero hoy es justo lo contrario: hay un anticlímax absoluto, el clima es negativo", explica a Sputnik el profesor de Derecho de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) de Río de Janeiro, Michael Mohallem.

Dilma Rousseff, presidenta suspendida de Brasil - Sputnik Mundo
América Latina
Rousseff pide dos días extra para presentar su defensa de cara al "impeachment"
Para Mohallem y otros analistas el impacto más directo sobre los Juegos tiene que ver con la crítica situación financiera del estado de Río, sobre todo después de que el gobernador, Francisco Dornelles, decretara el "estado de calamidad pública".

La crisis política que tiene su epicentro en Brasilia por el juicio político contra Rousseff queda en un aparente segundo plano, aunque podría volver a la primera plana.

El 'impeachment' contra Rousseff se encuentra en la recta final y con el calendario actual lo más probable es que la votación definitiva en el Senado, que decidirá si la presidenta pierde su mandato y es inhabilitada para ocupar cargos públicos, tenga lugar a finales de agosto, una vez acabados los Juegos Olímpicos, pero antes de los Paralímpicos, que empiezan el 7 de septiembre.

"Si finalmente Dilma es absuelta habrá muchas protestas, y si es condenada, también", aventura Mohallem, que no obstante recuerda que el principal escaparate de la crisis política del país llegará antes, el próximos viernes, con la ceremonia de abertura de los Juegos en el estadio de Maracaná.

Cámara de Diputados de Brasil - Sputnik Mundo
América Latina
Los desafíos del nuevo presidente de la Cámara de Diputados de Brasil
Temer, en tanto que presidente interino, será el encargado de declarar inaugurados los Juegos junto al presidente del COI, Thomas Bach, pero fuentes de su entorno ya han avisado de que evitará pronunciar un largo discurso y se limitará a una frase lo más escueta posible para evitar abucheos, según informaciones de la prensa local.

Los gritos de "Fora Temer", una constante en Brasil desde que el antiguo vicepresidente de Rousseff asumiera el poder, no son el único factor que podría deslucir el momento de máximo protagonismo de Brasil en el escenario mundial.

Lea también: Llegada del Gobierno Temer a Brasil no mejora previsiones económicas para 2016

Para Mohallem, muchos jefes de Estado declinarán la asistencia a la ceremonia inaugural.

"Estar en la tribuna junto a Temer podría interpretarse como un gesto de apoyo al 'impeachment', por lo que muchos líderes serán prudentes y enviarán al segundo escalafón", pronostica Mohallem.

Ministro de Finanzas de Brasil, Henrique Meirelles, y presidente interino de Brasil, Michel Temer - Sputnik Mundo
América Latina
Gobierno de Temer propondrá terminar 2017 con un agujero de $41.000 millones
Por el momento son muy pocos los que han confirmado su asistencia y menos aun los que aprovecharán su visita a Brasil para cerrar encuentros bilaterales con Temer.

Hasta inicios de esta semana el Gobierno brasileño había confirmado la presencia en la ceremonia inaugural de 45 líderes mundiales del total de 206 países participantes en los Juegos.

La cifra contrasta con los 95 que estuvieron presentes en Londres 2012 o con los 86 de Pekín 2008. Países vecinos de Brasil que se mostraron muy críticos con el proceso de 'impeachment', como Bolivia, Venezuela y Ecuador, no enviarán a sus máximos representantes.

Para la profesora de Relaciones Internacionales de la Universidad Federal de São Paulo (UNIFESP), Esther Solano, Brasil perderá una oportunidad: "No creo que haya grandes problemas, pero quedará todo algo deslucido; desde el punto de vista diplomático Brasil podría haber sacado mucha más ventaja, pero las circunstancias no lo permiten", asegura a Sputnik.

La soledad de Temer no es el único factor que ensombrecerá el arranque de los Juegos.

Dilma Rousseff, presidenta apartada de Brasil - Sputnik Mundo
América Latina
Dilma Rousseff dice que Temer está "desmontando el país"
Ante la inédita situación de tener a dos presidentes en Brasil –Rousseff sigue siendo presidenta aunque está suspendida cautelarmente de sus funciones– el comité organizador se vio en la obligación de invitar también a la ceremonia de apertura a la líder del Partido de los Trabajadores (PT).

Para evitar que la embarazosa situación de compartir espacio con Temer, al que Rousseff ha clasificado constantemente de "conspirador" y "traidor", los encargados del protocolo pensaron en una solución salomónica: reservar un espacio aparte donde estarían situados todos los expresidentes de Brasil.

La idea no gustó a Rousseff, que al menos por el momento no encaja en la categoría de "expresidente".

Después, el comité anunció que Dilma estaría en un camarote especial para ella, pero finalmente parece que ninguna de las opciones se va a materializar.

Rousseff no estará en Maracaná, como confirmó ella misma antes.

"Participé desde el inicio para traer los Juegos Olímpicos a Brasil, no voy a participar como espectadora de un acto del cual fui protagonista", escribió la presidenta apartada en su cuenta personal de Twitter.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала