Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Locutor Víctor Hugo Morales recuerda el gol "inalcanzable" de Maradona ante Inglaterra

© AFP 2021 / StaffFutbolista Diego Maradona durante la Copa Mundial 1986
Futbolista Diego Maradona durante la Copa Mundial 1986 - Sputnik Mundo
Síguenos en
MONTEVIDEO (Sputnik) — La jugada con la que hace 30 años el futbolista argentino Diego Maradona hizo el segundo gol a Inglaterra por los cuartos de final del mundial de México 1986 fue de una valentía artística insuperable, por el entorno político que rodeaba al partido, dijo a Sputnik Nóvosti el periodista Víctor Hugo Morales.

Argentina venció a Inglaterra 2 a 1 con dos goles de Maradona, el primer con la mano y el segundo con una histórica jugada que el relator uruguayo calificó, durante su igualmente épico relato, como "la jugada de todos los tiempos".

Diego Maradona después del partido histórico Argentina-Inglaterra del Mundial de México 86 - Sputnik Mundo
Internacional
Treinta años de un partido Argentina-Inglaterra con sabor a revancha por Malvinas
"Hacer esa jugada, animarse a eso desde atrás de la mitad de la cancha y protagonizar una jugada de ese tipo, es inalcanzable, y nunca más habrá una jugada así, porque tiene que ser en una final del Mundial o en un partido que tenga ese alcance emocional que por su cuenta tenía Argentina-Inglaterra", dijo Morales, cuyo relato de ese gol también ha pasado a la historia como uno de los más emocionantes de los mundiales..

El "alcance emocional" al que refiere el relator tiene que ver con el conflicto armado que enfrentó a ambos países en 1982, cuando la dictadura que gobernaba Argentina invadió las islas Malvinas, territorio sobre el que reclama su soberanía, y fue derrotada por el ejército británico dos meses después.

La guerra y el mundial de fútbol

La guerra estaba muy presente todavía para los argentinos, por lo que la noticia de que su selección se iba a enfrentar a la inglesa en una instancia definitiva de una Copa del Mundo, le agregaba un componente muy especial al partido.

Diego Maradona, el legendario futbolista argentino - Sputnik Mundo
El preparador físico de Maradona recuerda el gol del siglo
"Ese partido, en los días previos, se volvió una locura: cuando se concreta que tienen que jugar Argentina-Inglaterra empezó a surgir, como si empezaran a venir voces extrañas de adentro de una casa, un rumor de miedo y de ilusión muy grande, entre todos", reconoce el relator uruguayo, quien realizó la mayor parte de su carrera en Argentina.

Por ello para Morales este partido es todavía más importante que la propia final que Argentina le ganaría a Alemania por 3 goles a 2 y con la que se consagraría Campeón del Mundo por segunda vez en su historia.

"El verdadero gran día de Argentina en el Mundial fue cuando le ganó a Inglaterra, más todavía que cuando le ganó a Alemania (…) el partido contra Inglaterra, para mí, tuvo más valor que la propia final", sostiene Morales.

Fiebre nacionalista en 10 segundos inmortales

El relator reconoce que los propios periodistas se dejaron arrastrar por el nacionalismo que rodeó al partido y no pudieron tomar distancia de la carga política que tenía el encuentro.

Diego Maradona en el Mundial de 1986 - Sputnik Mundo
América Latina
Mi verdad: Diego Maradona habla sobre el Mundial del 86 en una autobiografía
"Recuerdo cómo nos mentíamos y cómo le mentíamos a la gente, porque todos tratábamos de decir: 'hay que poner distancia entre el fútbol y la guerra', como diciendo, 'esto no va a ser una revancha de la guerra', y por supuesto que no lo era, pero al mismo tiempo en el corazón de la gente funcionaba de esa manera", admite.

Si el segundo gol de Maradona a Inglaterra alcanzó ribetes épicos, el relato que Morales hizo de esa jugada estuvo a la altura, aun cuando el recuerdo que hoy tiene el periodista de esos 10 segundos inmortales esté más cercano a lo onírico que a lo real.

"Todo lo tengo como si fuese vivido en cámara lenta, no puedo recuperar en mi memoria la verdadera velocidad de los hechos: Diego avanza como si fuese una película ralentada, dentro de una aureola amarrilla, que es nada más que mi propia imaginación, y lo veo…por un lado es real como lo veo y por otro lado es ficción, porque el movimiento, como en los sueños —cuando uno sueña todo es más lento y quiere huir de alguien y no le dan las piernas—, esto es igual en lo que veía de Diego", recuerda.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала