Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Treinta años de un partido Argentina-Inglaterra con sabor a revancha por Malvinas

© AP Photo / Carlo FumagalliDiego Maradona después del partido histórico Argentina-Inglaterra del Mundial de México 86
Diego Maradona después del partido histórico Argentina-Inglaterra del Mundial de México 86 - Sputnik Mundo
Síguenos en
MONTEVIDEO (Sputnik) — Se cumplen 30 años del mítico partido Argentina-Inglaterra por los cuartos de final del Mundial de México 86, en el que Diego Maradona hizo dos goles, uno con la mano y otro que fue calificado como "el mejor de todos los tiempos".

El periodista argentino Andrés Burgo contó la historia de ese encuentro en su libro "El partido" y conversó con Sputnik Nóvosti sobre el encuentro que marcó un antes y un después en la historia del fútbol argentino.

via GIPHY

"Sabía que había distintas historias de ese día y me parecía que siempre se hablaba de lo mismo (…) Y como siempre me gusta entrevistar a los personajes secundarios me parecía que había una historia para contar, algo que a todo el mundo le interesaba pero que no estaba bien explotado", contó Burgo.

Para su libro el periodista entrevistó no solo a la mayoría de los jugadores que estuvieron en el campo ese 22 de junio de 1986, sino también a los dirigentes de la época, integrantes del cuerpo técnico, hinchas argentinos y hasta integrantes de barras bravas (hinchadas violentas) que viajaron al Mundial.

"Quería contar una historia en cierta forma personal; yo no tengo nada que ver con ese partido, pero para los argentinos es como si fuese un partido personal, propio", explica.

El partido de las Malvinas

Port Stanley, las Islas Malvinas - Sputnik Mundo
Veterano de las Malvinas en prisión por guardar un "trofeo de la guerra" contra Argentina
El partido se jugó con el conflicto por las islas Malvinas todavía fresco en el recuerdo de los argentinos.

El 2 de abril de 1982 la dictadura militar que gobernaba Argentina invadió las islas Malvinas, territorio británico sobre el que reclamaba su soberanía.

Apenas dos meses después las tropas inglesas derrotaban a un Ejército argentino formado en su gran mayoría por inexpertos soldados.

La carga política que tuvo la previa del partido atraviesa el libro de Burgo, en el que se narra cómo incluso algunos legisladores argentinos quisieron prohibir que la selección participara del encuentro, por entender que no debían tener ningún tipo de relacionamiento con Inglaterra.

Sin embargo muchos de estos hechos se fueron agigantando con el paso de los años, en especial en el caso de los jugadores, quienes a pesar de todo pudieron, al menos en parte, tomar distancia.

"La verdad es que los jugadores antes del partido nunca hablaron del tema Malvinas, por cómo te la cuentan algunos da la impresión de que se juntaron antes y fue 'le tenemos que ganar por todos los pibes que (los ingleses) mataron en Malvinas' y no pasó eso; con el tiempo se van creando imágenes que no pasaron en la realidad", explica Burgo.

No obstante, el periodista deja en claro que "la tensión estaba; era imposible rechazarla".

"Que era un partido contaminado estaba clarísimo, después se empezaron a exagerar ciertas cuestiones", concede.

Los goles de Dios

Argentina venció a Inglaterra por 2 a 1 con dos goles de Diego Maradona.

© AP PhotoEl partido de la final entre Argentina y Alemania del Oeste del Mundial de México 86
El partido de la final entre Argentina y Alemania del Oeste del Mundial de México 86 - Sputnik Mundo
El partido de la final entre Argentina y Alemania del Oeste del Mundial de México 86

 

El primero pasó a la historia por haber sido convertido con la mano y se lo conoce como "la mano de Dios".

Un gol de estas características, explica, habla más de "cómo lo metabolizan" quienes lo reciben que quien lo anota.

"Respecto al primer gol reivindico mucho más a los ingleses, porque se la bancaron, no pondero tanto a Maradona, nos llegan a hacer a los argentinos un gol con la mano y el partido no termina", reconoce Burgo.

El segundo tanto, fue "el gol de todos los tiempos" según el histórico relato del periodista Víctor Hugo Morales y "el mejor de la historia de los mundiales", para el resto del mundo, elevó el fútbol a la categoría de arte y puso a Maradona en el altar de los dioses.

"(Maradona) es una estampita, es como un santo, es como una figura religiosa a la que no necesitás haber visto, es una cuestión de fe, no hace falta haberlo visto, vos ya creés en el milagro que hizo", sostiene Burgo.

La memoria de los hechos

Diego Maradona en el Mundial de 1986 - Sputnik Mundo
América Latina
Mi verdad: Diego Maradona habla sobre el Mundial del 86 en una autobiografía
Treinta años después, los recuerdos van tomando el lugar de los hechos y uno de los desafíos del autor fue cotejar la memoria de los protagonistas con lo que realmente había ocurrido, más tratándose de 90 minutos que marcaron a todo un país por décadas.

"Al principio te preguntabas, '¿este me está mintiendo o no?', porque te contaban algo muy redondito, muy poético, y después llegás a la conclusión de que pasaron 30 años (y) tienen todo el derecho del mundo a hacerlo (…) Tienen esa libertad poética para recordar lo que más o menos querían, están convencidos de cosas que no pasaron; en el libro uso una frase (del escritor español) Javier Cercas: 'anteponemos nuestro recuerdo a lo que realmente ocurrió'; y para mí es así, y nos pasa a todos", concluye.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала