Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Cuatro detenidos por el asesinato de la líder indígena hondureña Berta Cáceres

© REUTERS / Jorge CabreraSospechoso del asesinato de Berta Cáceres
Sospechoso del  asesinato de  Berta Cáceres - Sputnik Mundo
Síguenos en
MONTEVIDEO (Sputnik) — Autoridades hondureñas detuvieron a cuatro personas como presuntos sospechosos del crimen de la reconocida líder indígena Berta Cáceres, asesinada el 3 de marzo, informó el Ministerio Público en un comunicado.

Uno de los detenidos, Douglas Geovanny Bustillo, es un teniente del Ejército hondureño retirado y coordinaba la seguridad de la empresa Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA), responsable del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca contra el que luchó Berta Cáceres para proteger el territorio de las comunidades ingídenas, publica El Heraldo.

Los participantes del funeral de la dirigente popular indígena Berta Cáceres - Sputnik Mundo
América Latina
ONU pide investigación independiente para esclarecer crímenes de activistas en Honduras
En un operativo conjunto de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) también se detuvo al mayor de infantería Mariano Díaz Chávez.

Miembros del Copinh, el Consejo Coordinador de Pueblos Indígenas de Honduras que dirigía Berta Cáceres, ya habían denunciado por amenazas en varias ocasiones a Bustillo y Orellana, publica El Heraldo.

Berta Cáceres fue asesinada a balazos el 3 de marzo en el interior de su casa, pese a las medidas cautelares vigentes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un mecanismo de protección que se aplica a personas vinculadas con comunidades indígenas, como era su caso.

Asesinato de Berta Cáceres en Honduras - Sputnik Mundo
América Latina
Familia de Berta Cáceres en Honduras desconfía de OEA en investigación del crimen
El único testigo del crimen fue el activista mexicano Gustavo Castro, quien acompañaba a la ambientalista en su domicilio cuando varios hombres entraron armados y, con un balazo en la oreja, lo dieron por muerto, según relató su hermano a esta agencia.

Cáceres y Castro preparaban una reunión del Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero (M4), para proteger los ríos Blanco y Gualcarque, en una rica reserva de recursos naturales habitada por comunidades autóctonas hondureñas, blanco de un gran proyecto hidroeléctrico y minero.

En numerosas ocasiones, la reconocida activista había liderado manifestaciones en defensa del ambiente oponiéndose a la construcción de esos proyectos.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала