Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Rousseff desmiente "indignada" la supuesta interferencia de su gobierno en Lava Jato

Síguenos en
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, compareció en la noche de este viernes ante los medios de comunicación para declarar su "absoluta indignación" con la actuación de la Policía Federal con el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y para desmentir las acusaciones sobre supuestas interferencias de su gobierno en la "Operación Lava Jato".

RÍO DE JANEIRO (Sputnik) —  "Manifiesto mi total inconformidad con el hecho de que un expresidente de la República que, en varias ocasiones compareció voluntariamente para prestar declaración ante las autoridades competentes, sea ahora sometido a una innecesaria conducción coercitiva para prestar declaración", declaró Rousseff al principio de su intervención.

Lula da Silva - Sputnik Mundo
América Latina
Las razones tras la detención de Lula da Silva
Acto seguido, la presidenta pasó a desmentir las filtraciones de la revista Istoé del pasado jueves en las que se aseguró que el exlíder del Partido de los Trabajadores (PT) en el Senado, Delcidio Amaral, habría acusado directamente al expresidente Lula y su sucesora en el cargo de intentar entorpecer las investigaciones de la Policía Federal en torno a la corrupción en Petrobras.

En concreto, el senador Amaral habría relatado a la Justicia Federal que la presidenta Rousseff nombró al juez Marcelo Navarro en el Supremo Tribunal de Justicia (TSJ) con la intención de que este actuase para obstaculizar las investigaciones y facilitar la liberación de los empresarios acusados en la Operación Lava Jato, entre ellos el presidente del consorcio constructor Odebrecht, Marcelo Odebrecht.

"Desde el punto de vista institucional no tendría ninguna razón para pedir a un senador que converse con un juez. No es el senador quien participa de los procesos de nombramiento de los miembros del TSJ", detalló Rousseff quien recordó que al igual que Marcelo Navarro nombró a otros 15 jueces, una responsabilidad que le corresponde a ella como presidenta de la República.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, y Luiz Inácio Lula da Silva, el exmandatario del paìs - Sputnik Mundo
América Latina
Rousseff critica el uso de las filtraciones como arma política
Ya sobre las presuntas acusaciones al expresidente Lula da Silva, Amaral habría explicado que el líder histórico de PT le "pidió expresamente" gestionar un soborno al exdirector del área Internacional de Petrobras, Nestor Cerveró, para que evitase citar a los altos cargos del PT, entre ellos el propio Lula y Rousseff, en sus declaraciones pactadas con la Justicia Federal sobre la compra de Petrobras de la refinería en Pasadena, Estados Unidos.

Visiblemente irritida, Rousseff declaró que el único objetivo "mezquino" e "inmoral" de las filtraciones realizadas por Istoé son las de alcanzar la reputación del expresidente y de su gobierno y que, en caso de haberse producido, las declaraciones de Amaral serían producto de una "venganza personal" por su prisión hasta el pasado 19 de febrero, cuando fue liberado tras aceptar un acuerdo de delación premiada con la Justicia Federal.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала