¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Irlanda celebra cien años de independencia política en 2016

© AFP 2021 / Daniel MihalescuBandera de Irlanda
Bandera de Irlanda - Sputnik Mundo
Síguenos en
La izada de banderas, en el Castillo de Dublín este 1 de enero, abre el programa ceremonial estatal del centenario de la independencia de Irlanda, que se celebra a lo largo de 2016 a nivel nacional e internacional.

El presidente de la República, Michael D. Higgings, y el Taoiseach (primer ministro), Enda Kenny, presidirán junto a otros destacados políticos irlandeses este simbólico evento que rememora la acción emprendida por los líderes del Alzamiento de Pascua de 1916.

Aquel 24 de abril,  lunes de Pascua, se proclamó el Gobierno provisional de la República de Irlanda en un documento firmado por siete intelectuales y sindicalistas irlandeses que retaron el yugo del Imperio británico y serían fusilados por su osada rebeldía.

Durante la Semana Santa se izaron tres banderas en la principal arteria de Dublín: la del Ejército de Ciudadanos irlandeses ondeó de un popular hotel; la republicana y la tricolor nacional marcaron el centro de operaciones de la revuelta en el edificio de la sede central de Correos (el GPO).

Las tres insignias presidirán sobre el Castillo de Dublín, símbolo del antiguo poder imperial, a lo largo de este año que los irlandeses honran como el "nacimiento de nuestra soberanía nacional".

"La bandera tricolor es el máximo símbolo de paz. Representa inclusión de todas las tradiciones y la aspiración  a la unidad de todas las comunidades de la isla", explica  a Sputnik Novósti John Concannon, director de Irlanda 2016, oficina dependiente del Ministerio de Cultura que gestiona los programas del centenario.

Concannon reconoce que el Levantamiento de Pascua sigue siendo, cien años después, una "cuestión delicada y compleja, que en el fondo trata sobre nuestra identidad".

La rebelión nació condenada al fracaso inmediato nada más comenzar. Los voluntarios eran inferiores militar y logísticamente a las tropas imperiales británicas, pero tomaron las pocas armas disponibles inspirados por su rebelde herencia republicana y el deber de continuar plantando la semilla de la libertad.

El alzamiento tampoco fue un movimiento popular ese Semana Santa en que la mayoría de irlandeses tenía a un familiar o un vecino luchando-  también muerto o lisiado- junto a soldados ingleses en los frentes de la Primera Guerra mundial.

Pero la extrema represión de Londres- quince líderes fusilados, cientos de voluntarios y civiles encarcelados y el centro de Dublín arrasado por la artillería inglesa- aseguró que la derrota abocaría en  la instauración definitiva de la República.

Los condados del Norte, el Úlster de mayoría protestante unionista, rechazaron la independencia, forzando la ruptura política de la isla de la Esmeralda.

"El programa del Centenario no está dictado por la política y tampoco tiene un espíritu triunfalista. Se trata de rememorar el pasado, reflejar los avances y trabajar en pos del futuro", señala Concannon durante una presentación en Dublín.

Respeto y dignidad conducen el hilo de los cerca de dos mil eventos en memoria de la rebelión confirmados hasta la fecha dentro de un presupuesto oficial de 50 millones de euros.

De entre ellos, unos 540 serán reflexiones históricas, 152 contendrán elementos basados en la lengua irlandesa y la diáspora jugará un papel crucial en cerca de un centenar.

Buenos Aires destacará en el mundo hispano con tres meses de actividades culturales centradas en los históricos hechos de 1916 y en la fuerte relación que aún perdura entre ambas naciones.

El gobierno de Dublín creó un panel de intelectuales y académicos como guía de asesoramiento en la primera celebración al más alto nivel Estatal y comunitario del Alzamiento de Pascua.

Y según el director de Irlanda 2016, los asesores destacaron tres temas fundamentales: "recordar a los firmantes de la Proclamación del Gobierno Provisional de la República de Irlanda;  destacar la posición de la bandera irlandesa como símbolo de paz; y celebrar el papel de la mujer en la rebelión como trampolín para conectar con las jóvenes generaciones".

"La Proclamación fue una idea muy radical en 1916, cuando Irlanda formaba parte del Imperio británico, pero las aspiraciones de este histórico documento siguen validas hoy día", reafirma Concannon.

Padraig Pearse, James Connolly, Joseph Plunkett y el resto de los signatarios proclamaron una República irlandesa que "garantiza la libertad civil y religiosa, igualdad de derechos y oportunidades para todos los ciudadanos y declara su determinación para aportar felicidad y prosperidad a toda la nación y a todas sus partes, apreciando por igual a todos los hijos de la nación".

El centenario de la soberanía nacional de Irlanda coincide también con la independencia económica recuperada en 2015, tras saldar la deuda contraída con la Troika internacional (el FMI y las instituciones de la UE) para salir de la quiebra financiera e inmobiliaria.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала