Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Cumbre del Clima, la esperanza del planeta

© REUTERS / Alessandro BianchiCumbre del Clima, la esperanza del planeta
Cumbre del Clima, la esperanza del planeta - Sputnik Mundo
Síguenos en
El mundo mira esperanzado hacia París, donde desde este 30 de noviembre sesiona la Cumbre del Clima (COP21). Representantes de más de 190 países se han dado cita en la Ciudad Luz para intentar frenar las consecuencias del cambio climático con acciones concretas durante la próxima década.

Tarea difícil, aunque ya nadie duda que nos jugamos la supervivencia de la humanidad y hasta la vida en el planeta.

Un consenso superior al 98 por ciento entre los académicos considera que el cambio climático es una realidad de la que el ser humano es responsable. Y es que a pesar de la firma del protocolo de Kioto y su entrada en vigor en 2005, las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global no han cesado de crecer, alimentadas por el modelo económico-industrial.

Exposición de arte sobre el cambio climático en Chicago, EEUU - Sputnik Mundo
El año 2015, el más caluroso de la historia

Basta mirar los termómetros para notar que 2015 ha sido el año más caluroso medido hasta ahora, como lo fueron antes 2014 o 2012. Si continuamos por ese camino, dentro de 50 años los veranos podrían tener temperaturas similares a la ola de calor de 2003, que con sus más de 40 grados Celsius provocó 70.000 muertos en Europa y Rusia.

Los científicos nos advierten que la Tierra no soportaría calentarse más de dos grados de media para 2100. Si llega a esa temperatura sería "absolutamente inmanejable", según la responsable de cambio climático de la ONU, Christiana Figueres.

Conflictos, hambrunas, desplazados, escasez de agua y extinciones serían sólo alguna de las consecuencias previstas por la ciencia en ese caso. Tomar medidas para no llegar a ese punto de no retorno, es la meta política a la que se enfrenta esta Cumbre.

La buena noticia parece ser que por primera vez hay conciencia de la gravedad del asunto. 177 países ya han presentado compromisos voluntarios de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, pero las políticas internacionales han fallado hasta el momento y no han estado a la altura de la magnitud real y de la urgencia del problema, afirman los científicos.

Ahora, por primera vez el contexto es favorable para que se adopte un acuerdo global y vinculante que limite las emisiones. El "Acuerdo universal sobre el cambio climático" que se propone en París sería la única forma de limitar el aumento de la temperatura en menos de esos 2º C que tanta diferencia pueden hacer.

En ocasiones anteriores han sido justamente las grandes potencias, causantes de más de la mitad de las emisiones contaminantes, las culpables de la no ratificación de lo acordado.

Vladímir Putin, presidente de Rusia - Sputnik Mundo
Internacional
Esfuerzos de Rusia permitieron frenar por un año el calentamiento global

Sin embargo, esa situación parece que ha cambiado en parte durante los últimos años, al menos eso aseguran la mayoría de los líderes reunidos en París. Habrá que ver si consiguen saltar sus propios escollos, empezando por los dos países que ocupan los primeros lugares en la lista de contaminantes, China y Estados Unidos.

Rusia, por su parte, aseguró que continuará contribuyendo a los esfuerzos para frenar el calentamiento global. En particular planea continuar reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero en un 70 por ciento tomando como base el año 1990. "Gracias a los esfuerzos que emprendió Rusia se logró frenar el calentamiento global por un año", aseguró el presidente Putin, quien apoya activamente la adopción de un nuevo convenio jurídicamente vinculante para atenuar el deterioro del clima, en una continuidad del Protocolo de Kioto (1997).

Latinoamérica no llega con una propuesta única, pero sí con compromisos individuales o colectivos y con la percepción de que el mayor costo del cambio climático debe ser asumido por los países más ricos, principales responsables de esta situación.

La Alianza Independiente de América Latina y el Caribe (Ailac), integrada por Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Paraguay y Perú, ha prometido reducir entre 20% y 45% sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2030.

México, por otro lado, se comprometió a reducir en un 22% las emisiones de gases de efecto invernadero para ese mismo año, mientras Brasil disminuirá la emisión de gases en 43% y eliminará la deforestación.

Contaminación del aire - Sputnik Mundo
América del Sur difiere entre justicia climática y compromisos para todos en la COP 21

La delegación cubana muestra su total compromiso con el éxito de la Conferencia sobre Cambio Climático y aboga por alcanzar un nuevo acuerdo equitativo, ambicioso, integral, equilibrado y duradero, en conformidad con el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Según los especialistas cubanos, el acuerdo que se logre en París deberá promover la cooperación en la investigación, el desarrollo y difusión de tecnologías ecológicamente racionales, que tengan en cuenta las necesidades de los países en desarrollo para hacer frente a este problema global.

"Somos la primera generación que siente las consecuencias del cambio climático y la última que tiene la oportunidad de hacer algo para detenerlo. No hay plan B", ha dicho el presidente norteamericano Barack Obama, segundo país más contaminante del mundo.

Mientras Xi Jinping, presidente de China, nación que encabeza el ranking de la contaminación a la vez que busca soluciones, instó a fortalecer las acciones globales para mitigar el cambio climático. Aseguró que la COP21 debe ser vista como el punto de partida que sirva para fomentar la recopilación de recursos, controlar el aumento de las emisiones y poner en marcha el mecanismo que conduzca hacia un desarrollo verde.

Esperemos que París consiga eso y más, porque está claro que "el no llegar a un acuerdo no es una opción y tendrá consecuencias desastrosas", según comunicado publicado en la web de la ONU.

Ya lo había dicho antes Ban Ki Moon, máximo representante de esta organización internacional. "Cuidar a la Madre Tierra es una cuestión moral", aseguró. "No hay un plan B porque no hay un planeta B".

 


LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала