Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Un electorado volátil desafía las encuestas de voto en Argentina

© AP Photo / Jorge SaenzGente paso delante de un cartel electoral en Buenos Aires
Gente paso delante de un cartel electoral en Buenos Aires - Sputnik Mundo
Síguenos en
Un electorado argentino de coyuntura, que cambia de candidato entre una elección y otra, es uno de los mayores desafíos para las encuestas de intención de voto en la segunda vuelta presidencial del domingo, dijeron este martes a Sputnik Nóvosti directores de consultoras de opinión pública.

"El electorado es más impredecible desde hace ya un tiempo largo, porque se terminó el voto cautivo y hay otro muy volátil", señaló la socióloga Analía del Franco, directora de la consultora Analogías.

Según Del Franco, los electores son hoy menos fieles a partidos y candidatos, haciéndole más difícil a las encuestadoras ponderar el voto en función de la afiliación partidaria del ciudadano.

Daniel Scioli (izda.) y Mauricio Macri, candidatos a la presidencia de Argentina - Sputnik Mundo
América Latina
Divergencias sobre el vencedor del debate presidencial en Argentina
Si en una encuesta se interroga al entrevistado "de qué partido es o con quién simpatiza, eso podría dar una idea de conducta electoral", explicó, pero hoy "más del 60 por ciento de la población te dice que es independiente; eso ya borra por completo esto de determinar (el voto) por la historia partidaria", señaló. "No hay fidelidad ni a las posturas, ni a los partidos, ni a los candidatos", añadió.

La mira está puesta en cómo se repartirán los sufragios de 32 millones de electores convocados el domingo 22 a elegir presidente entre el oficialista Daniel Scioli, del gobernante Frente para la Victoria (FpV), y el opositor Mauricio Macri, de la coalición Cambiemos, los dos candidatos más votados en los comicios del 25 de octubre.

En aquella jornada electoral, la victoria de la opositora María Eugenia Vidal para la gobernación de la provincia de Buenos Aires y la escasa diferencia con que se impuso Scioli sobre Macri sorprendieron a todos y pusieron en cuestión el trabajo de las encuestadoras, que en su mayoría habían previsto resultados diferentes.

Como ninguno de los candidatos presidenciales alcanzó el caudal de votos mínimo para imponerse en primera vuelta, más de 45 por ciento o 40 por ciento y 10 puntos porcentuales de diferencia respecto del segundo, los dos más votados deberán medirse en segunda vuelta.

Candidatos presidenciales Daniel Scioli y Mauricio Macri - Sputnik Mundo
Debate presidencial argentino termina en tablas
Según Roberto Bacman, director del Centro de Encuestas y Opinión Pública, lo ocurrido en la primera vuelta puede llevar a que "las encuestadoras sean más cautelosas" en sus sondeos hacia el balotaje, aunque eso no entrañe cambios en la metodología de trabajo.

"No existe otra metodología frente a un balotaje que utilizar las encuestas tradicionales", explicó el analista a esta agencia.

De modo similar se manifestó Pablo Knopoff, director de asesoramiento político de la consultora Isonomía, para quien el método debe ser el mismo.

"La metodología no deberías tocarla; de hecho cometerías un error si la cambiaras", dijo Knopoff a Sputnik Nóvosti.

Para Knopoff, el problema no son los sondeos sino lo que se espera de ellos.

Mauricio Macri, candidato presidencial argentino - Sputnik Mundo
EEUU quiere a otro Menem servil en Argentina
"Si esperamos que las encuestas nos digan cómo salen las elecciones, tenemos un problema", advirtió, pues incluso si el comportamiento de la gente fuese "tremendamente predecible, sería un error pensar que las elecciones tienen que salir como dicen las encuestas".

Para el experto de Isonomía, la incidencia que puede tener la divulgación de los resultados de los sondeos en los votantes no es tan significativa.

"Estoy convencido de que tienen poco o nulo impacto en la intención de voto", dijo Knopoff, y reflexionó que pensar lo contrario "sería otorgar a las encuestas un rol y un peso que no tienen".

Los sondeos de intención de voto para el 25 de octubre previeron que Scioli se impondría y sería seguido por Macri, pero otorgaron al primero entre siete y 11 puntos porcentuales de ventaja sobre el segundo, por lo que algunas proyecciones contemplaban que el oficialista ganara la presidencia en primera vuelta.

Finalmente, Scioli obtuvo sobre Macri una ventaja de apenas 2,93 por ciento de los sufragios.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала