Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

El Cervantes a Fernando del Paso reconoce a los inconformes, dice Poniatowska

© AFP 2021 / Hector GuerreroFernando del Paso, escritor mexicano
Fernando del Paso, escritor mexicano - Sputnik Mundo
Síguenos en
El Premio Cervantes otorgado este jueves al escritor mexicano Fernando del Paso (1935), el mayor galardón para la literatura escrita en español, es un reconocimiento a los autores "inconformes y críticos con la realidad", dijo a Sputnik Nóvosi la escritora Elena Poniatowska.

"En el mundo de la literatura están premiando a los autores que escriben de lo que sucede en la realidad de todos los días, a través de los periodistas que no son conformistas, que recogen el sentir de la gente y la opiniones en contra de los gobiernos", dijo vía telefónica la autora de nacionalidad mexicana (París, 1932), ganadora del Cervantes en 2013.

Fernando del Paso - Sputnik Mundo
Escritor mexicano Fernando del Paso gana el Premio Cervantes 2015

Con Del Paso (80 años), autor de la extensa novela histórica "Noticiad del Imperio", sobre el fugaz reinado de Maximiliano y Carlota, de la casa de Habsburgo, fusilado en México en 1967, causa de la locura de su consorte, suman seis lo autores mexicanos ganadores del Cervantes.

"Fernando es un gran novelista, su novela más conocida, Noticias del Imperio, a todo el mundo le fascinó, pero tiene otras obras enraizadas en nuestra historia como Palinuro de México y José de Trigo", reseña Poniatowska, quien ha recibido una de las seis preseas que México ha ganado en 30 ediciones del Cervantes, desde 1976.

Palinuro de México mereció el Premio Rómulo Gallegos en 1982, mismo galardón latinoamericano que recibió Poniatowska en 2007.

"La obra de Del Paso es muy innovadora, una gran aportación literaria para México, estoy encantada de que le hayan dado (el premio Cervantes) a él", dice Poniatowska (83), quien recibió el mismo galardón en su día, igual que otros mexicanos: Octavio Paz, en 1981, Carlos Fuentes, en 1987, Sergio Pitol, en 2006; y el poeta y cronista José Emilio Pacheco en 2009.

En el año en que se cumple el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote, el jurado ha premiado "a un escritor que es innovador, asume riesgos, es valiente en su creación novelística como lo fue Cervantes", dijo la Real Academia Española.

EL PREMIO ES EL MENSAJE

Los premios recogen a veces el espíritu de una época, “por eso también me ha dado gusto que hayan premiado con el Nobel —el mes pasado- a Svetlana Alexievich, me dio mucho gusto que se lo le dieran a una mujer periodista como lo soy yo misma”, dijo la autora de la crónica más devastadora sobre la masacre de estudiantes mexicanos en 1967, perpetrada en vísperas de los Juegos Olímpicos en el país, 0La Noche de Tlatelolco0.

La escritora y periodista bielorrusa, que ha dibujado el drama de la gente en la antigua Unión Soviética “tiene una mirada crítica de la realidad, es una época de reivindicación de los periodistas, de los opositores, de los disidentes, del pensamiento libre”.

“Publiqué sobre la matanza de Tlatelolco en una época en la cual no se podía escribir en los periódicos, ella también ha escrito a contracorriente sobre la tragedia nuclear de Chernóbil y la participación soviética en la guerra de Afganistán”, dice Poniatowska.

México aparece nuevo como generador de una literatura prestigiosa y reconocida en el mundo, pero con esos premios también se reconoce a una tradición de inconformidad con lo real insoportable, a la cual se suman nuevas generaciones que tratan de pergeñar un ideal deseable.

“Hay muchos jóvenes mexicanos con mucho talento, hay muchos cronistas notables, retratistas de la crudeza, por ejemplo Juan Villoro, cronista de la realidad, México siempre ha sido una tierra literaria”, dice a la incansable periodista y escritora.

La autora menciona en esa tradición su más reciente obra, un elogio a una mujer, una novela “Dos veces única” sobre la vida de Lupe Marín,  la primera mujer del pintor muralista y militante comunista de la primera mitad del siglo XX, Diego Rivera, antes de su matrimonio con Frida Khalo: “a pesar de la tendencias visuales, hay lectores en el país, la obra ya se vende se vende como pan caliente”, celebra la escritora.

“En México la gente lee menos que en Europa; pero si hay un interés por la literatura desde, es una tradición” que se remonta al boom de la literatura latinoamericana de García Márquez, de Fuentes, de Vargas Llosa.

En un día soleado de otoño boreal en el centro de México, la literatura de este país latinoamericano ilumina sus claroscuros con un motivo de alegría en medio de las tragedias, que tanto Poniatowska como Del Paso han retratado.

“Ha salido de nuevo el sol para México y su literatura, se reconoce a sus autores fuera del país, los inconformes que develan las tragedias de la realidad”, puntualiza Poniatowska.

Fernando Del Paso lo ha hecho a su modo, hizo un homenaje a las víctimas de las masacres en su país: "A los casi ochenta años de edad me da pena aprender los nombres de los pueblos mexicanos que nunca aprendí en la escuela y que hoy me sé solo cuando en ellos ocurre una tremenda injusticia; sólo cuando en ellos corre la sangre: Chenalhó, Ayotzinapa, Tlatlaya, Petaquillas…”, lamentó el nuevo galardonado.

“¡Qué pena, sí, qué vergüenza que sólo aprendamos su nombre cuando pasan a nuestra historia como pueblos bañados por la tragedia!", dijo Del Paso, cuando fue homenajeado el año pasado en la mayor feria del libro en español, en Guadalajara, Jalisco.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала