Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Paramilitares amenazan al proceso de paz en Colombia

Síguenos en
Un helicóptero que perseguía a uno de los jefes del clan Úsuga, la mayor banda criminal del país, cayó el cinco de agosto en el noroeste de Colombia, provocando la muerte de 16 policías.

Los Urabeños, también conocidos como Clan Úsuga o Autodefensas Gaitanistas, cuyo jefe es Dairo Antonio Úsuga, alias "Otoniel", surgieron después de la desmovilización de los paramilitares agrupados en las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en 2006, durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia - Sputnik Mundo
América Latina
Colombia no debe resignarse a otro medio siglo de guerra, dice Santos
La presencia y acción de estas bandas criminales es uno de los grandes problemas para el proceso de paz en curso entre las FARC y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Por eso, en julio, las FARC presentaron en La Habana un informe sobre la "presencia neoparamilitar en Colombia", en el que destacan el peligro de las bandas criminales, conocidas como BACRIM.

En 2012, los "Urabeños" protagonizaron un paro armado, paralizando regiones de siete departamentos del país, como el que acaban de protagonizar las Maras en El Salvador.

La fundación colombiana Paz y Reconciliación advirtió que el año pasado, "Los Urabeños" crearon la "Oficina del Caribe", obligando a 19 bandas criminales que operan en la frontera con Venezuela a constituir una federación.

El conflicto interno más largo de América Latina - Sputnik Mundo
América Latina
El conflicto interno más largo de América Latina
Las Bacrim son la tercera generación de narcotraficantes. La primera fue el Cartel de Medellín y de Cali, que eran carteles integrados verticalmente", según Jeremy McDermott, de la Fundación Insight Crime. La segunda generación fueron federaciones o "carteles bebé", que solo manejaban ciertas partes de la cadena de producción y comercialización, como el cartel del Norte de Valle y las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Las BACRIM son la tercera generación, que ha perdido poder frente a los carteles mexicanos que controlan el tráfico de cocaína hacia Estados Unidos, por lo que ahora se dedican, además del narcotráfico, a otras actividades como secuestros, tráfico de personas, minería ilegal.

Camilo Gonzalez Posso, director del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) resaltó que estos grupos "no son iguales a los que existían antes, pero producen mucha perturbación", ya que "se presentan como estructuras criminales y tratan de apoderarse de territorios".

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала