Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Pekín y Almaty se disputan los Juegos Olímpicos de Invierno 2022

Síguenos en
El Comité Olímpico Internacional (COI) elige mañana la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 entre Pekín y Almaty, que comparten presupuestos frugales y promesas de no levantar infraestructuras innecesarias.

Pekín es favorita en la elección secreta que se celebrará en Kuala Lumpur, lo que la convertiría en la única ciudad en albergar juegos de invierno y verano y, además, hacerlo con un lapso de apenas 15 años.

La sostenibilidad es un argumento repetido por el COI, que ha visto cómo cuatro ciudades europeas (Cracovia, Lvov, Estocolmo y Oslo) se retiraban de la competición por falta de apoyo popular, por los altos costes o por ambas.

La factura de más de 50 mil millones de dólares que pagó Rusia por sus juegos de 2014 se antoja gigantesca comparada con los actuales 3,06 mil millones de dólares de Pekín y los 3,6 mil millones de Almaty.

"Tenemos dos excelentes candidatas", expresó la semana pasada en Moscú Thomas Bach, presidente del COI.

Sin embargo, ambas ciudades presentan también serios contratiempos para la organización de unos Juegos de Invierno.

Pekín carece de nieve, obligará a los atletas a efectuar largos desplazamientos y tiene un elevado nivel de contaminación.

Su comité organizador se ha esforzado en la última semana en tranquilizar a los votantes del COI.

"Todos los Juegos de Invierno se han celebrado con nieve artificial, que incluso es mejor que la natural", aseguró Wang Hui, la portavoz olímpica.

Pekín ha explicado que el coste medioambiental de fabricar nieve artificial no será alto y que la cantidad de agua utilizada no pasaría del 1,3 % de las reservas disponibles incluso en condiciones climatológicas extremas.

China padece serios problemas de abastecimiento de agua, con apenas un 7% de las reservas acuíferas globales y una quinta parte de la población del mundo.

"Quizá no tengamos nevadas de varios metros de altura como otros países, pero no puedes organizar unos Juegos de Invierno con éxito solo con nieve", argumentó Wang, en una clara alusión al enorme potencial económico del gigante asiático.

Pekín construye ya una línea de alta velocidad que la unirá con Zhangjiakou, una ciudad mediana situada a 200 kilómetros al norte de la capital donde se celebrarían las competiciones de nieve.

La infraestructura costará 5 mil millones de dólares, ajenos al presupuesto olímpico.

Otras competiciones tendrían lugar en Yanqing, a 90 kilómetros de la capital, pero China ha repetido que el transporte no será un problema.

Ante la paradoja de una candidatura olímpica de invierno sin nieve, Kazajistán ha subrayado su "autenticidad" y los paisajes blancos que verán los atletas desde las habitaciones de su hotel.

Todas las instalaciones deportivas en Almaty están en un radio de apenas 30 kilómetros de la Villa Olímpica y ningún atleta necesitará trayectos superiores a media hora.

Pero la ciudad kazaja plantea asimismo determinados problemas.

Almaty deberá construir 11.000 nuevas habitaciones para los atletas, casi la mitad de las 25.000 necesarias, mientras Pekín ofrece 42.000.

La república exsoviética ha acometido un proceso de modernización y confía en las citas deportivas para llamar la atención internacional.

Ya organizó los Juegos de Invierno Asiáticos en 2011 y albergará los Juegos Universitarios en 2017, pero la envergadura de la cita de 2022 se entiende mucho mayor.

Almaty ha anunciado ya que el 58% de la construcción se sufragará con fondos públicos y que la Villa Olímpica se convertirá posteriormente en viviendas sociales.

Detrás de los recursos financieros kazajos está mayoritariamente el petróleo, por lo que las fluctuaciones de su precio también plantean dudas al COI.

Sus miembros tendrán que elegir entre la opción segura pequinesa, con un músculo económico y una solvencia organizativa ya demostrada en los JJOO de Pekín de 2008, y la más arriesgada pero también más auténtica de Almaty.

El COI se ha inclinado tradicionalmente por la certeza financiera, como demostró al elegir Atlanta frente a Atenas en el centenario de los JJOOO modernos.

Todos los pronósticos apuntan a que Pekín albergará los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала