¡Usted se ha registrado con éxito!
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

La Monarquía española sigue estancada

Síguenos en
La popularidad de la Monarquía española sigue estancada cuando se cumple un año, este 2 de junio, de la inesperada abdicación del rey Juan Carlos, un monarca que validaron como el puntal de la democracia en España tras 40 años de dictadura, pero cuya popularidad cayó en picado tras una sucesión de escándalos de los que ya no se ha recuperado.

En el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de este mes de mayo, la institución sube un 0,6% hasta 4,34 puntos, un claro suspenso a pesar del despliegue de seducción y buenas prácticas de los actuales monarcas, Felipe VI y Letizia.

En esa misma encuesta, el 54,7% de los españoles respalda la labor del joven monarca, frente a un 17,8% que la consideran negativa y un 24,8% que no se pronuncia.

"La popularidad del rey Felipe nunca ha estado por los suelos" recuerda la periodista Ana Romero que acaba de publicar "Final de partida", un libro en el que relata el declive del monarca emérito en los años previos a su abdicación.

En una entrevista a Sputnik Novosti, Romero, que cubrió la información de la Casa Real desde 2010 hasta esos días de la abdicación de 2014 para el diario El Mundo, opina que el rey actual tiene margen para la remontada, ya que "los españoles no eran monárquicos sino juancarlistas".

Pero la profunda crisis del juancarlismo llevó a una rápida operación que concluyó con la abdicación real para salvar la institución.

"Era la gran preocupación de los guardianes de las esencias monárquicas porque sabían que los españoles identificaban monarquía con Juan Carlos", señala la especialista.

Una vez que él ya no está, "sí hay espacio para que los españoles puedan volver a convivir con una monarquía que no molesta, con una monarquía que no produce escándalos, que se comporta", sostiene la periodista que ha dibujado un escenario desolador de los últimos años del reinado de Juan Carlos.

"Los españoles somos ciudadanos, no súbditos" insiste Romero que lamenta que Felipe VI no haya forzado a su hermana Cristina, imputada por un escándalo de corrupción junto a su marido Iñaki Urdangarin, a renunciar a la sucesión de la Corona.

Tema: Caso Nóos

Ha pasado un año de su abdicación y "Juan Carlos I ya parece agua pasada, está amortizado incluso para el recuerdo, al menos para el ciudadano común, que en su gran mayoría no considera fundamental el debate monarquía-república. No debería ser ése su destino porque con sus claros –magnificados hasta el ridículo– y sus oscuros –camuflados durante décadas– este rey ha sido un actor fundamental de la reciente historia de España", escribe este lunes Luis Matías, articulista de Público, diario de izquierdas que dedica al aniversario un tema con el título "El año que España tuvo póquer de reyes".

Cuatro reyes que no han informado de la fortuna que han amasado desde que recuperaran la corona, a pesar de la política de transparencia que ha aplicado el nuevo monarca. The New York Times elevaba el patrimonio de Juan Carlos a 1.800 millones de euros, mientras que otros lo suben a 2.000.

Juan Carlos llegó al trono en noviembre de 1975 tras un exilio, que se inició en 1931 con la llegada de la Segunda República, en el que la Familia Real sobrevivió gracias a las aportaciones de otras monarquías.

Tampoco su hijo ha dado muchas muestras de transparencia, a pesar de que al poco de llegar a la Zarzuela impuso un estricto código ético que no incluyó la declaración previa de su fortuna.

Para José Antonio Zarzalejos, el periodista que dio la exclusiva de la abdicación de Juan Carlos, la auténtica renuncia del monarca se produjo la mañana del 18 de abril de 2012 cuando desde la clínica donde había sido operado de la cadera dijo cabizbajo: "Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir".

La operación se realizó tras un accidente que reveló a los españoles que el rey se había ido de cacería de lujo de elefantes a Botsuana con una amiga íntima de apellido impronunciable, Corina zu Sayn-Wiitgeenstein, en el peor momento de la crisis económica que azota a España desde 2008.

"Lo hizo de la manera más inadecuada. Con una expresión huidiza y achiquillada, con una escenificación casi sórdida –en el pasillo de un hospital–, con unas palabras entrecortadas, breves, sin una explicación, sólo con un lamento", escribe esta semana Zarzalejos en El Confidencial.

"Don Juan Carlos debió pedir perdón, pero ni con esas palabras, ni de ese modo, ni en ese lugar. Al hacerlo perdió la distancia de seguridad que todo monarca ha de mantener y comenzó así el proceso de renuncia a la Corona de España que se consumaría el 2 de junio de 2014", opina.

Hasta entonces, sus andanzas, ya fueran amorosas o de negocios, jamás habían llegado a saltar a los medios de comunicación. Ese día empezó su annus horribilis del que nunca se recuperaría.

Es muy difícil tomarle el pulso a la monarquía de 2015 en ausencia de una encuesta exhaustiva pública o privada sobre la valoración de cada uno desus miembros.

El vacío se compensa con declaraciones de fuentes oficiales que aseguran que la institución desborda popularidad, pero que no acompañan con estudios que lo corrobore.

Los analistas sostienen que si Felipe VI se mantiene en los parámetros que quieren los españoles de transparencia y conducta ejemplar puede llegar a mantenerse. Los cambios políticos que se avecinan, tras las elecciones del próximo otoño, podrían volver a llevar a primera plana el temido referéndum sobre la monarquía, una forma de estado que se aprobó con la Constitución de 1978.

El último acto público de Felipe VI en el Futbol Club Barcelona fue bochornoso. El monarca aguantó el sábado por la noche impertérrito la pitada del siglo contra el himno nacional, mientras las hinchadas del Barça y del Atlético de Bilbao miraban hacia el palco de las autoridades, muchos de ellos con gestos poco apropiados.

Rey Juan Carlos de España - Sputnik Mundo
La imagen del Rey Juan Carlos de España en el extranjero ya no es impoluta, cree periodista
Los Reyes de España tienen previsto celebrar el aniversario en París, en una visita que fue suspendida cuando ya estaban en la capital francesa por el accidente de avión de Germanwings que dejó 150 muertos el pasado 24 de marzo.

Hoy de Juan Carlos, que sigue siendo inviolable e irresponsable ante la justicia incluso por su vida privada, se sabe poco: escapadas en solitario al extranjero, citas gastronómicas y demandas por paternidad que acabarán viéndose en los tribunales europeos ante la negativa de las cortes españolas.

Poco se sabe también de la que pudo llegar a ser Corina de Borbón, hoy retirada en Londres, la alemana que con su aparición llevó al juancarlismo a un final deshonroso.

 

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала