Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Dilma Rousseff defiende los ajustes y el crecimiento sin renunciar a la inclusión social

Síguenos en
La presidenta de la República de Brasil, Dilma Rousseff, aprovechó este lunes la primera sesión del nuevo Congreso Nacional para enviar un comunicado a los diputados en el que defendió sus medidas para asegurar el "reequilibrio fiscal".

En su nota, leída en el pleno de la Cámara de los Diputados por el secretario del Congreso, Beto Mansur, la presidenta afirmó haber "alcanzado un límite" en sus acciones para contener los efectos de la crisis interna y recalcó que los ajustes en política económica (aumento de impuestos y corte del gasto público) "no son un fin en sí mismo" y que intentarán incentivar el crecimiento económico y no provocar "recesión y retrocesos".

"Los ajustes son algo cotidiano en las empresas y las personas (…) son medidas necesarias para alcanzar nuestro objetivo a medio plazo: crecimiento económico con inclusión social", justificó Rousseff las primeras medidas adoptadas por el nuevo ministro de Hacienda de corte neoliberal, Joaquim Levy.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil - Sputnik Mundo
América Latina
Dilma Rousseff defiende su nueva política de austeridad en Brasil
Rousseff señaló "haber cumplido su papel" ante el menor crecimiento de países como China y Japón para explicar las dificultades para recuperar el crecimiento en 2015, así como el impacto de la sequía y la caída en el precio de las commodities que afectan a la rentabilidad de las exportaciones de Brasil (petróleo, soja y carne).

"Absorbimos la mayor parte de los cambios en el escenario económico y climático en nuestras cuentas fiscales para preservar el empleo y el nivel de renta", señaló Rousseff, quien opinó que "se han creado las condiciones para contener la inflación y la tasa de interés a medio plazo".

En solo un mes, el gobierno de la presidenta anunció el aumento de los impuestos sobre el combustible, los productos importados y las operaciones de crédito así como un endurecimiento de los requisitos para acceder a los subsidios por desempleo.

Con estos "ajustes" que los especialistas han tachado de "recortes" el gobierno de Rousseff pretende ahorrar 38.000 millones de reales anuales (unos 13.930 millones de dólares).

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала