Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Río de Janeiro hace uso de sus reservas de agua a tres semanas del Carnaval

Síguenos en
La represa de Paraibuna, principal suministrador de agua de la ciudad de Río de Janeiro, comenzó el pasado miércoles a utilizar sus reservas después de que su nivel pasase esta semana de 0,15% a 0%, según informó este jueves el Operador Nacional del Sistema Eléctrico (ONS).

Aunque la represa de Paraibuna se encuentre ubicada en el estado vecino de Sao Paulo y sea gestionada por la Compañía Energética de Sao Paulo (CESP), se trata de la principal fuente de agua potable de los 11 millones de habitantes de Río de Janeiro a través del trasvase del río Guandu, cauce artificial que transporta el agua hasta la capital fluminense.

Sequía en Brasil - Sputnik Mundo
América Latina
En medio de la peor sequía que se recuerda Brasil desperdicia el 37% del agua potable

Según la Agencia Nacional de Aguas de Brasil (ANA), la reserva de Paraibuna dispone de 2.095 billones de litros de agua, lo suficiente para abastecer el estado de Río de Janeiro durante los próximos seis meses, sin embargo, no está claro que parte del nivel de la reserva será destinada al abastecimiento de la ciudad.

El pasado sábado el gerente de la consultora brasileña Cohidro, Celso Ávila afirmó al diario "Folha de Sao Paulo" que la utilización de la reserva sería "aplazar el problema" puesto que "retrasaría aún más la recuperación de lo niveles en la represa".

Mientras tanto, la situación de las otras cuatro reservas de agua de las que se nutre Río de Janeiro es igualmente alarmante con el 0,65% en la represa de Santa Branca, el 2% en Jaguari y el 4,15% en Funil.

Ya el pasado mes de octubre, ante las dificultades de Sao Paulo de mantener el abastecimiento, el gobernador del estado de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, afirmó que si la "sequía continua en los próximos 30 días habrá problemas", una situación que no ha mejorado en los últimos tres meses.

En Sao Paulo el 42% de los habitantes culpan al gobernador, Geraldo Alckmin, por la falta de agua, el racionamiento y sus polémicas multas a quienes sobrepasen el consumo mensual estipulado, una situación que podría repetirse en Río de Janeiro a pesar de que el presidente de la CEDAE, empresa que controla el suministro en Río, Jorge Briard, negase el pasado viernes que existiese necesidad de iniciar el racionamiento.

En apenas tres semanas la ciudad de Río de Janeiro acogerá el internacionalmente famoso Carnaval que atraerá hasta la ciudad al menos 920.000 turistas, según las estimaciones de la Secretaria de Turismo Río de Janeiro, con lo que tanto el consumo de agua como el consumo de electricidad podrían alcanzar niveles alarmantes, especialmente tras los grandes apagones del pasado lunes.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала