Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Ciudad de México inaugura juicios orales para agilizar la justicia

Síguenos en
Los juicios orales en Ciudad de México entraron en vigencia este viernes, un cambio judicial fundamental presentado en una ceremonia simbólica, con un martillazo en el Altar a la Patria dado por el jefe de Gobierno, Angel Mancera.

"El día de hoy a partir de las 00:00 horas, siendo 16 de enero de 2015, declaro la entrada en vigor y plena vigencia del sistema penal acusatorio", dijo Mancera al abrir 40 salas orales en la megalópolis de más de 20 millones de habitantes, que llegarán a un centenar el próximo año.

La primera etapa de aplicación de juicios orales ante un juez, que serán públicos y grabados, concierne a delitos no graves y de querella, para que el próximo año se incluyan otros graves como secuestro y homicidio.

La reforma judicial aprobada por el Congreso federal establece que los juicios orales se deben aplicar en todo México a más tardar en junio de 2016.

Al acto acudió el secretario de Gobernación (Interior), Angel Osorio, quien afirmó que es un paso para "combatir la delincuencia y erradicar la impunidad, en una nueva etapa para la legalidad en el país", que ya se aplica en 4 de los 32 estados del país, y en forma parcial en 24 más.

"La capital contará con un tribunal robusto, que equivale a todo el sistema judicial en Argentina y a 13 de los 32 de México", dijo este viernes al noticiario Imagen el presidente del Tribunal de Justicia de la capital, Edgar Elías Azar.

Para la capacitación, Ciudad de México contó con el apoyo de Chile, dado que el país sudamericano "tiene un sistema parecido al nuestro", diseñado a fin de evitar que "casos banales ocupen inmensos recursos".

A partir de ahora, en los delitos no graves y de querellas, sólo se abrirá una carpeta de investigación para llegar a un acuerdo entre las partes y reparar el daño, y si no hay conciliación se llegará a un juzgado ante un juez para el juicio oral, explicó Elías Azar.

De esta manera, pocos asuntos pasarán a proceso y sentencia, lo cual permitirá "mostrar fortalezas y debilidades del sistema judicial, para ver quiénes son los buenos o malos jueces, y los bueno o malos agentes del Ministerio Público", dijo el alto funcionario judicial.

"Ha sido un cambio de mentalidad con el cual nuestros funcionarios operarán ahora", dijo Mancera dado que las confesiones, que antes eran "la prueba reina", deberán cumplir nuevas condiciones probatorias y de garantías de los derechos humanos, como la presencia de un abogado del acusado y el debido proceso.

La inversión del gobierno de la capital mexicana para establecer las salas y capacitar a 60.000 funcionarios fue de 200 millones de pesos (uno 14 millones de dólares).

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала