Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Rousseff niega una crisis de corrupción y anuncia cambios en la Cumbre de las Américas

Síguenos en
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó en una entrevista publicada este domingo en el diario chileno El Mercurio que su país no vive una "crisis de corrupción" y anunció un nuevo contexto geopolítico para Latinoamérica tras la Cumbre de las Américas de abril en Panamá.

Para la presidenta, el encuentro que mantendrán en dicha cumbre los presidentes de Cuba y EEUU tendrá un "impacto fuerte y positivo" que se materializará con "el apretón de manos entre Castro y Obama" que según Rousseff "será el símbolo de que algo nuevo está ocurriendo en nuestro continente".

Elegida "Personaje Latinoamericano de 2014" por el Grupo de Diarios de América (GDA), la presidenta quiso dejar claro que Brasil no se encuentra sumida en ninguna crisis de corrupción a raíz del escándalo en la semiestatal Petrobras y las detenciones efectuadas en el marco de la "Operación Lava Jato".

"Brasil no vive una crisis de corrupción como dicen algunos; en los últimos años comenzamos a poner fin a un largo periodo de impunidad, es un gran avance para la democracia brasileña", declaró la líder del Partido de los Trabajadores (PT).

Sin embargo, el hecho de que hasta ocho miembros del PT fueran citados por el exdirector de Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, como beneficiarios del esquema de corrupción en la petrolera podría afectar a la credibilidad de Rousseff quien quiso reivindicar la labor de su gobierno contra los corruptos de cualquier signo político.

"Como ya dije, la Policía Federal de mi gobierno es que la que lleva las investigaciones sobre corrupción en Petrobras; fueron esas investigaciones las que desmantelaron la red de la que se sospecha que tenía décadas de existencia, mucho antes de la llegada del PT", insistió Rousseff quien aseguró estar "indignada" con la situación en la petrolera.

Por último, la presidenta quiso recordar que bajo su mandato no existirán "intocables" y que su gobierno "pone fin a una era de corruptos que se escondían bajo la alfombra".

"Yo misma despedí al exdirector Costa que confesó delante de la Justicia la red de desvío de dinero en Petrobras", concluyó la presidenta que iniciará su segundo mandato en próximo 1 de enero tras una ceremonia en Brasília a la que se espera acuda entre otros el vicepresidente de EEUU, Joe Biden.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала