Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Luciana Genro: "Las sanciones impuestas a Rusia son pura hipocresía"

© Flickr / Tarcísio MottaLuciana Genro, candidata a la presidencia de Brasil por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL)
Luciana Genro, candidata a la presidencia de Brasil por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) - Sputnik Mundo
Síguenos en
Entrevista con Luciana Genro, candidata a la presidencia de Brasil por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL)

Faltan tres días para los comicios presidenciales de Brasil y las encuestas apenas le otorgan el 1% de las intenciones de voto. Sin embargo, la candidata a la presidencia de Brasil por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Luciana Genro, no ha pasado desapercibida en esta campaña.

Esta gaucha repleta de ideas ha sabido sacarle con la coherencia de su discurso los colores a los pesos pesados Dilma Rousseff, Marina Silva o Aécio Neves en cada uno los debates electorales. La agenda neoliberal de Silva, los intereses partidistas de Dilma o el elitismo conservador de Aécio fueron señalados por esta inconformista que no tuvo reparo en abandonar las filas del Partido de los Trabajadores (PT) en 2005 para fundar el partido más a la izquierda de las elecciones de Brasil, el PSOL.

En las horas previas al último gran debate televisivo de las elecciones, la candidata presidencial explica a Nóvosti algunas de sus ideas sobre la situación interna y externa de Brasil en este momento crucial.

Preocupada no solamente por la campaña electoral de Brasil, sino por el contexto geopolítico en el que Brasil se encuentra inmerso, Luciana quiso dejar claro que el gobierno brasileño debería pronunciarse con mayor claridad sobre las sanciones internacionales a Rusia, uno de los socios comerciales clave dentro del marco de los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

"Nosotros estamos contra las sanciones hipócritas impuestas tanto por Estados Unidos como por la Unión Europea a Rusia", expresó la candidata que asimismo expresó su preocupación por el conflicto en Ucrania al señalar que "los deseos democráticos y por la autodeterminación de la población de algunas regiones de Ucrania deben ser respetado", en referencia a las injerencias occidentales y del propio gobierno ucraniano en la recién creada República de Donetsk.

En cuanto a los socios estratégicos de Brasil en Latinoamérica, la líder del PSOL defendió el mantenimiento de las relaciones con Venezuela y Cuba a pesar de las presiones de los sectores de opinión y mediáticos más conservadores del país.

"Exigimos el fin del bloqueo económico a Cuba y el fin de las injerencias de los EEUU en los asuntos internos de Venezuela", concretó Luciana que apostó por "la integración de Latinoamérica y el Caribe".

En su opinión, Brasil debería "seguir su propio camino pero siempre buscando la unidad continental, la solidaridad internacional entre los pueblos por otro modelo productivo y una integración soberana". En cuanto a las presiones de los medios de comunicación conservadores durante la campaña, muy críticos con la política exterior de Dilma Rousseff, negó que puedan influir en sus posturas de política internacional.

"No nos condiciona lo que diga la prensa del oligopolio. Apostamos por un política externa independiente, que respete la autodeterminación de los pueblos y por la transformación de las relaciones internacionales de poder para que Brasil pueda ejercer finalmente en el contexto internacional acorde con el tamaño y el peso que tiene".

En cuanto a la relación con Rusia, la político destacó que "las condenas a las agresiones bélicas como la guerra de Irak o la defensa de periodistas que han luchado contra el espionaje norteamericano, como Edward Snowden, podrían servir como base para que Brasil y Rusia mantengan posiciones comunes en la política internacional".

Para Genro, la eventual victoria de Marina Silva en las elecciones del próximo 5 de octubre supondría en muchos aspectos un retroceso en materia de política internacional: "Un gobierno de Marina Silva sería un claro retroceso puesto que implicaría una posición más sumisa a las grandes potencias tradicionales (EEUU y UE) en materia de política externa".

Finalmente, la candidata del PSOL quiso señalar que tanto una victoria de Dilma Rousseff, como la llegada de un gobierno de Marina Silva, supondría igualmente una continuidad de modelos económicos injustos en Brasil aunque, eso sí, en diferente medida.

"La llegada de Marina supondría la continuación del modelo económico vigente pero con un claro avance del dominio de la banca privados y los terratenientes, lo que hoy día ya es un problema grave y endémico en Brasil. Esto sería consecuencia de las propuestas contrarias a la soberanía de las clases trabajadores y por la cada vez mayor independencia del Banco Central de Brasil en relación al Estado", concluyó.

Por Edu Sotos

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала