Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

El Banco Mundial pronostica para Rusia varios años de estancamiento económico

Síguenos en
El Banco Mundial no prevé una recisión de la economía rusa, pero sí varios años de estancamiento, escribe este jueves el diario Védomosti.

El Banco Mundial no prevé una recisión de la economía rusa, pero sí varios años de estancamiento, escribe este jueves el diario Védomosti.

La institución redujo el pronóstico de crecimiento en 2014 de 1,1 a 0,5 por ciento y espera que el estancamiento continuará en 2015 (0,3 por ciento) y en 2016 (0,4 por ciento).

La crisis de confianza, desatada por las frustradas esperanzas de reformas y creciente incertidumbre, repercutió en la reducción de las inversiones y la reducción del consumo a lo largo del pasado año.

A comienzos de 2014, se agudizó a raíz de la tensión geopolítica que provocó la fuga de capitales, el debilitamiento del rublo, la inflación y el encarecimiento de los créditos. Como resultados, cayeron las inversiones y el consumo se redujo aún más.

El estancamiento de la demanda de consumo, anterior motor del crecimiento económico, es una nueva realidad: de un 7 por ciento en 2012 su crecimiento, de acuerdo al pronóstico del BM, se reducirá prácticamente a cero en 2015-2016.

Al mismo tiempo, las posibilidades de incremento de la producción dependen del crecimiento de inversiones, lo que exige reformas estructurales y pone en duda la anterior estrategia económica, basada en la participación directa del Estado en la economía.

El principal riesgo que Rusia afronta es, a juicio del BM, la falta de posibilidades de restablecer la economía sin emprender reformas estructurales y precisamente su aplazamiento representa el freno principal para el desarrollo.

En su escenario básico el BM confía que las sanciones impuestas contra Rusia serán levantadas a mediados de 2015 y su principal efecto se hará sentir para fines de 2014, cuando es hasta no descarta una recesión técnica.

La variante pesimista prevé el mantenimiento de las sanciones a medio plazo, con lo cual a las actuales se sumarían las restricciones comerciales y la reducción de las importaciones de gas ruso a Europa. En ese caso, Rusia se vería ante una recesión en 2015 y 2016 (caídas de 0.9 y 0,4 por ciento).

La opción optimista prevé el levantamiento de las sanciones a fines de 2014, pero aún así la mejora no sería muy sensible y como máximo para 2016 la economía se aceleraría un 1,3 por ciento.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала