Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Los catalanes quieren ser escoceses

Síguenos en
Una marea granate-amarilla, de independistas catalanes, ha inundado la parte vieja de Edimburgo, desde el viejo al nuevo parlamento escoceses, en la jornada de este jueves del ya histórico referéndum escocés.

Una marea granate-amarilla, de independistas catalanes, ha inundado la parte vieja de Edimburgo, desde el viejo al nuevo parlamento escoceses, en la jornada de este jueves del ya histórico referéndum escocés.

La mayoría son visitantes que han viajado expresamente en apoyo y reivindicación del derecho de autodeterminación. Pero una minoría son residentes en Escocia con derecho a decidir en la trascendental consulta, cuyo resultado se conocerá el viernes.

"Venimos a dar apoyo a la democracia. Cataluña apuesta por la consulta soberanista y este es el precedente más cercano que tenemos. Estamos casi obligados a estar aquí", explica a Novosti David Aguilar, de 25 años y estudiante de doctorado en psicología, quien ha desembarcado en la capital con un grupo de ocho amigos. "Y aquí nos hemos encontrado con otros grupos de colegas", salta Montse Rodríguez, la benjamina de la pandilla.

Entre los veinteañeros hay activistas políticos que quieren ver de cerca el proceso escoces. Han visitado las sedes de las dos campañas- Escocia dice Si; y Mejor Juntos- y compartido sus respectivas experiencias. "Estamos de prácticas, aprendiendo cómo se promociona una campaña desde ambas perspectivas. Ver un caso en el que quien autoriza la consulta, no quiere la independencia, es muy valioso para nosotros", señala Aguilar en referencia al pacto que el primer ministro británico, David Cameron, alcanzó en 2012 con el jefe del Gobierno escocés, Alex Salmond, que dio el marco legal al referéndum.

"Los voluntarios del Better Together (Mejor Juntos) no entienden que no podamos votar en Cataluña. No dan crédito a que se prohíba la consulta cuando cerca de dos millones de personas han salido a la calle reclamando este derecho", añade el estudiante catalán.

Su colega Sergi Sarri, 27 años, remarca a Novosti: "Salmond se ha mantenido al margen de la situación en Cataluña, pero las bases están más próximas y hasta cierto punto apoyan el Si a la consulta".

Ramón Inglada, traductor catalán y profesor en una universidad de Edimburgo, ha votado a favor de la independencia pero sospecha que el NO cantará victoria la mañana del viernes. "Si sale SÍ, se dará un impulso muy importante al proceso catalán. Si sale NO, hay que relativizar el impacto negativo. Será un fuerte referente democrático para seguir trabajando y defendiendo la idea de que lo importante es votar. Como mínimo debemos tener la oportunidad de votar", explica.

"En Rusia", añade Inglada, "va tener efecto, tanto el sí como el no. El impulso del Sí será más importante para las naciones del este de Europa. El NO, por el contrario, no creará referencias democráticas tan fuertes como en Cataluña. Será un golpe duro para apaciguar esas inquietudes". "El referéndum escocés", concluye en conversación con Novosti, "tendrá repercusiones en otros países, pero no hay que olvidar que hay muchas diferencias entre los procesos".

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала