Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

¿Está preparada España para traer un afectado por ébola?

Síguenos en
El avión Airbus A310 medicalizado ha partido este mediodía de la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, con destino a Liberia para repatriar a Miguel Pajares, el misionero español que ha dado positivo en ébola.

El avión Airbus A310 medicalizado ha partido este mediodía de la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, con destino a Liberia para repatriar a Miguel Pajares, el misionero español que ha dado positivo en ébola.

Esta será la primera ocasión en la que España se enfrenta a una situación de este tipo. Por este motivo, se estrenarán los protocolos de seguridad preparados para estos casos.

Sin embargo, los recortes de los últimos meses en el país han provocado que, hace apenas unos meses, se cerrase la mejor planta para atender a enfermos de ébola en España.

El centro de referencia para este tipo de tratamientos con enfermedades infecciosas era el Hospital Carlos III, que cerró la planta construida específicamente para esto a principios de 2014 debido a los recortes.

Los materiales de este hospital se trasladaron a La Paz, otro de los centros hospitalarios madrileños y del que actualmente depende el Carlos III. Por ello, quedaron cerradas 16 habitaciones, 5 de ellas con presión negativa y puertas de doble aislamiento, algo muy necesario en caso de enfermedades infecciosas como el ébola.

Desde que se conoció la noticia de la repatriación del misionero, todo apuntaba a que sería trasladado al hospital de La Paz. Sin embargo, en el último momento y a tan solo unas horas de que Miguel Pajares vuelva a España en el avión medicalizado del ejército, la Comunidad de Madrid y el comité de catástrofes externas del Hospital la Paz, han decidido trasladar todo al Hospital Carlos III.

De esta forma, todos los materiales además del propio Pajares estarán en un pabellón de aislamiento que será cerrado, tal y como establece el protocolo de la OMS. Este recinto cuenta con habitaciones de presión negativa y un circuito especial para la entrada y la salida, que incluye una ducha, por el que tendrán que pasar los médicos y enfermeras que lo atiendan.

Sin embargo, algunas asociaciones como la de Médicos y Titulados Superiores de Madrid, han criticado la “mala gestión” que están haciendo de la situación, afirmando que se está acondicionando el Hospital Carlos III de forma “acelerada, urgente y a toda prisa” cuando “debería estar en funcionamiento y con un mantenimiento regulado”.

Mientras tanto, la Asociación Madrileña de Enfermería Independiente, también ha criticado la gestión de la Consejería de Sanidad de Madrid y del Hospital la Paz. “Han apostado porque ‘nunca pasa nada’ o por las pocas probabilidades que había de que la enfermedad llegase a Europa”, afirma una portavoz a Nóvosti.

“Ahora nos encontramos con que ningún hospital de Madrid está preparado al 100% para el ébola tras el desmantelamiento del Carlos III. Tienen que acondicionarlo a toda prisa con los riesgos que conlleva”, prosigue.

Desde la asociación recuerdan que el cierre de varias plantas de este hospital y su fusión con el de La Paz “lleva meses desarrollándose” y “sin embargo en ese tiempo no se ha tomado ninguna medida para que el servicio de atención a enfermedades como el ébola siguiera existiendo de forma permanente en algún centro”.

Otro de los países que ha decidido repatriar a sus ciudadanos contagiados es Estados Unidos. Sin embargo, el país norteamericano cuenta con 10 hospitales preparados para adoptar el nivel 4 de aislamiento mientras que en España, sólo existe el Carlos III con un nivel 2 que se eleva a 3 para el manejo de muestras.

Esta mañana, fuentes del Ministerio de Sanidad afirmaban que los riesgos de un posible contagio en España “son muy bajos” y aseguran que seguirán los “protocolos internacionales establecidos por la Organización Mundial de la Salud”.

Mercedes Vinuesa, directora general de Salud Pública española, aseguraba tras una reunión de urgencia en el Ministerio de Sanidad, que es un asunto “complicado” que no se resuelve “en poco tiempo”. Sin embargo, afirmó que “el fin es que la seguridad de todos los españoles este absolutamente garantizada”.

Una vez llegado a tierra, será “un equipo de sanidad exterior y una ambulancia acondicionada los encargados de trasladar al sacerdote al hospital”, afirmó Vinuesa. “Todo el equipo médico estará esperando”, aseguró. Los sanitarios, deberán ir vestidos con una protección individual para hacer de barrera física y respiratoria. Este equipo de protección estará compuesto por un buzo, una mascarilla con respirador FFP2, guantes dobles, bata, gafas y calzado impermeable.

“Están capacitados tanto profesional como en medios materiales, vestimenta o tratamientos específicos para hacer frente a cualquier tipo de infección”, afirmó Jesús Fermosel, el Consejero madrileño de Asuntos Sociales ante las preguntas de los medios sobre las dudas de la preparación hospital Carlos III.

Además, el consejero ha insistido en que los protocolos de actuación fijados para estas situaciones son “seguros” y ha recalcado que el sistema sanitario español “es uno de los mejores del mundo”.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала