Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del mundo.

Japón debería centrarse en sus problemas económicos

Síguenos en
Japón, que acaba de imponer sanciones contra Rusia, debe olvidar las islas Kuriles y centrarse en sus propios problemas económicos, considera el diputado Mijaíl Degtiariov, miembro del Grupo de Amistad entre Rusia y Japón.

Japón, que acaba de imponer sanciones contra Rusia, debe olvidar las islas Kuriles y centrarse en sus propios problemas económicos, considera el diputado Mijaíl Degtiariov, miembro del Grupo de Amistad entre Rusia y Japón.

Las sanciones prevén bloquear en Japón los activos de aquellas personas y organizaciones que “estén involucradas directamente en la anexión de Crimea a Rusia y la desestabilización de la situación en el este de Ucrania”. También Tokio tiene previsto coordinar con las últimas restricciones de la Unión Europea su participación en nuevos proyectos del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo.

“Es triste que el Gobierno japonés siga el rumbo de otros países, en primer lugar de EEUU, a pesar de poseer su propia y riquísima historia. Japón sufrió en carne propia los resultados de la política estadounidense, cientos de miles de personas murieron en Hiroshima y Nagasaki”, afirmó Degtiariov.

Como resultado de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki el 6 y el 8 de agosto de 1945 murieron o desaparecieron 300.000 japoneses, unas 200 personas sufrieron los daños provocados por la radiación.

“Los japoneses deben olvidar la cuestión de las islas (Kuriles) y dejar de esperar concesiones por parte de Rusia, deben pensar en cómo van a pagar su deuda externa y cómo van a calentar sus hogares”, dijo Degtiariov. El diputado añadió que “es lo que debe preocupar a los japoneses, y no las islas, que pertenecen a Rusia”.

Las relaciones entre Rusia y Japón se mantienen tensas debido al conflicto territorial entre los dos países. Tokio reclama cuatro islas Kuriles (Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai) alegando el tratado bilateral sobre comercio y fronteras de 1855.

Tras la II Guerra Mundial, las islas formaron parte de la Unión Soviética en virtud de acuerdos internacionales y posteriormente Rusia, como heredera legal de la URSS, asumió la soberanía de estos territorios.

Tokio condiciona la firma del tratado de paz con Moscú, asignatura pendiente desde 1945, a la recuperación de las cuatro islas que define como “territorios japoneses del norte”. Por su parte, Rusia se niega a revisar la soberanía de las Kuriles.

En mayo pasado el presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró que no podía haber una respuesta única y la decisión final debía ser resultado de un compromiso.

El jefe de Estado ruso afirmó en esa ocasión que Moscú estaba dispuesto a dialogar con Tokio a pesar de estar sorprendido después de que país nipón se sumara a “ciertas sanciones” contra Rusia. Putin comunicó que “no estaba seguro” de si Japón se encontraba listo para esas negociaciones. 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала