Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Rusia apuesta por impulsar el fortalecimiento de sus lazos con América Latina

Síguenos en
Entrevista concedida a RIA Novosti por el canciller de Argentina, Héctor Timerman, con motivo de la visita del presidente de Rusia, Vladímir Putin, a Buenos Aires.

Entrevista concedida a RIA Novosti por el canciller de Argentina, Héctor Timerman, con motivo de la visita del presidente de Rusia, Vladímir Putin, a Buenos Aires.

- En los últimos tiempos la frecuencia con la que tiene lugar el contacto entre Argentina y Rusia aumentó considerablemente en todos los niveles. ¿Cómo valora usted el nivel de diálogo político entre Argentina y Rusia?

La Argentina y Rusia mantienen una asociación estratégica desde 2008, cuando en oportunidad de la visita de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner a Moscú, se acordó darle una nueva impronta a la relación bilateral. En esa ocasión quedaron formalmente establecidas las Relaciones de Asociación Estratégica. Desde entonces, hemos desarrollado un intenso diálogo político a distintos niveles y que atraviesa una enorme variedad de temáticas desde la relación bilateral hasta la situación internacional. Este diálogo ha sido un elemento central para generar mayor confianza mutua y ha llevado a la relación bilateral a un momento histórico.

- ¿Cómo se desarrolla la interacción argentino-rusa en las organizaciones internacionales, tales como G20, el Consejo de Seguridad de la ONU?

La Argentina asigna la mayor importancia al multilateralismo como vía para la resolución pacífica de los conflictos. En este sentido, consideramos esencial lograr una mayor democratización de todo el sistema internacional. Sólo con una auténtica práctica del multilateralismo se podrá construir un mundo más justo y seguro. La Argentina promueve un multilateralismo efectivo y activo y no declarativo en los organismos internacionales.
La Argentina es actual miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y consciente de la responsabilidad que le cabe, mantiene regular consulta e interacción con los demás miembros de modo de contribuir a la búsqueda de consensos y avanzar objetivos y reflejar los valores que se encaminen a la resolución pacífica de los conflictos. En este sentido, valoramos el permanente diálogo con Rusia con quien compartimos membresía en organismos clave del sistema internacional, no solo en el Consejo de Seguridad sino también en el Consejo de Derechos Humanos, en el G20, en la OMC, solo para mencionar algunos.

El G20, presenta oportunidades para trabajar en visiones comunes de la agenda económica multilateral. La “Declaración de Líderes de San Petersburgo” adoptada en la última cumbre en esa ciudad, es ilustrativo de ello. Allí quedaron reflejadas posiciones que la Argentina promueve como el fortalecimiento del crecimiento y la creación de empleo como objetivos prioritarios, así como el afianzamiento de las bases para un crecimiento sostenido en el largo plazo. La Argentina alentó en el seno del G20 la visión que la creación de empleo de calidad y productivo debe estar en el centro de las políticas de los países para lograr un crecimiento fuerte, sostenido y balanceado; y que las políticas laborales y sociales pueden asegurar una mejor cohesión social, estabilización económica, y alentar la demanda agregada y el crecimiento de mediano plazo. A propuesta de Argentina, Brasil y Francia, la Presidencia Rusa organizó la primera Reunión Conjunta de Ministros de Empleo y Ministros de Finanzas del G20 en julio de 2013, que transmitió un mensaje a favor de la formulación integrada y coordinada de las políticas públicas (macroeconómicas, financieras, laborales, sociales) para el crecimiento económico fuerte y sostenible, y para restaurar la confianza en la economía global.

La interacción con Rusia y con otros países que forman parte del mecanismo informal de coordinación de economías emergentes en el G-20, permite así una mejor comprensión y coordinación de posiciones, para que luego los intereses y aspiraciones de las economías emergentes sean debidamente tenidos en cuenta en ese foro.

-¿Se puede hablar de la proximidad entre las visiones de la Argentina y de Rusia acerca de la solución a problemas contemporáneos, en particular la crisis en Siria, la crisis en Ucrania? En las cuestiones relacionadas con la soberanía de las Malvinas?

En un mundo cada vez más multipolar, la Argentina comparte el compromiso con el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional y el respeto a la Carta de las Naciones Unidas. Entendemos que los conflictos internacionales sólo tienen una solución sustentable si se trabaja en el fortalecimiento de un sistema multilateral sólido basado en la cooperación y la colaboración mutuas, la solución de las controversias por medios pacíficos y la no intervención en asuntos internos de otros estados por medios económicos, políticos o militares. En este sentido, las disposiciones y resoluciones de las Naciones Unidas son un elemento clave para impulsar a las partes de una controversia a llegar a un acuerdo mutuamente aceptable.

El abordaje de la crisis en Ucrania por parte de distintos actores, ha demostrado un punto que el Gobierno argentino ha denunciado consistentemente. El uso del doble estándar por parte de algunos miembros de la comunidad internacional que avanzan sus propios intereses sin importar los efectos que ello tiene en la búsqueda de un clima de compromiso, imprescindible para alcanzar una salida pacífica.

Respecto de la crisis en Siria, que ya lleva tres años y se ha convertido en una tragedia humanitaria, la realidad internacional ha demostrado repetida y sistemáticamente que las intervenciones extranjeras en terceros países, en lugar de solucionar conflictos tienden a agravarlos o profundizarlos. Por ello, hemos denunciado y llamado a la comunidad internacional a abstenerse de alimentar ese conflicto con la provisión de armas a las partes. Tampoco ayuda a resolver conflictos, la lógica de funcionamiento del Consejo de Seguridad, con el uso del veto. Es por ello, que la Argentina mantiene una posición histórica de oposición a esa herramienta que conspira contra la igualdad entre las naciones.

En cuanto a la Cuestión de las Islas Malvinas, la Argentina aprecia el respaldo de Rusia a la reanudación de las negociaciones entre la Argentina y el Reino Unido a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes de conformidad con lo dispuesto por las Naciones Unidas. La Argentina mantiene inclaudicable su disposición al diálogo y no se cansará de llamar al Reino Unido a la mesa de negociaciones para que reemplace su obstinada intransigencia por el cumplimiento responsable de las resoluciones de Naciones Unidas. La Argentina también valora la posición de Rusia de considerar inadmisible la militarización de la región del Atlántico Sur.

-¿Y en lo que se refiere a las cuestiones globales, tales como la reforma del sistema financiero global?

Argentina aboga activamente por una profunda reforma en las instituciones financieras internacionales para que incorporen en sus órganos de gobierno y mecanismos decisorios la creciente relevancia de los países emergentes.

En ello tenemos una visión común con Rusia respecto a los objetivos de reducir la especulación financiera, eliminar la evasión fiscal y las prácticas fiscales nocivas, fortalecer los mecanismos que impiden la corrupción, enfrentar el accionar depredador de los fondos buitre y las serias distorsiones que generan las guaridas fiscales. Es decir, generar las condiciones para que el ahorro sea canalizado hacia la inversión productiva y no hacia la especulación y el enriquecimiento de unos pocos.

Es importante resaltar el apoyo que ha transmitido Rusia a nuestro país en el marco de la disputa existente con fondos especulativos cuyo accionar no sólo afecta a la Argentina sino que amenaza con minar los procesos de reestructuración de deuda soberana.

Asimismo, reflejando el reclamo de países emergentes por una mayor representatividad en las instituciones financieras internacionales, la Argentina ha coincidido con los países emergentes en destacar la importancia de completar las reformas en curso de la gobernanza del FMI para aumentar su credibilidad, legitimidad y efectividad y que la distribución de cuotas debe estar basada en una fórmula que refleje mejor el peso relativo de los miembros del FMI en la economía global, que ha cambiado sustancialmente en vista del fuerte crecimiento del PBI de las economías dinámicas de países emergentes y en desarrollo.

- ¿Cómo ven en Argentina las perspectivas de una cooperación más estrecha entre Rusia y las organizaciones de integración latinoamericana, tales como CELAC, Mercosur y Unasur? Qué esferas de esta cooperación le parecen tener más potencial?

Vemos con agrado que Rusia –un actor global relevante- impulse el fortalecimiento de sus lazos con América Latina. Desde la perspectiva de nuestro país, la posibilidad de avanzar en un relacionamiento más estrecho entre las iniciativas regionales de integración en las que participamos y la Federación de Rusia ofrece importantes oportunidades, tanto para el MERCOSUR como para CELAC y UNASUR.

- Argentina mostró su interés en el aumento de las inversiones rusas, ¿hay algunos proyectos concretos en esta esfera?

Resulta de interés avanzar en la profundización de los vínculos recíprocos en materia de inversiones considerando que la Argentina -como economía emergente y dinámica- enfrenta el desafío de consolidar durante los próximos años el importante crecimiento económico conseguido en la última década.

La gira que se realizó a la ciudad de Moscú a finales del 2013 para dar a conocer el llamado a licitación de 15 proyectos de infraestructura y energía, y que estuvo encabezada por el Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Argentina, Julio De Vido, junto a una nutrida comitiva de funcionarios y empresarios argentinos, demostró el gran interés que existe por parte de inversores privados y de importantes corporaciones estatales rusas, en particular en lo referido a las obras del sector energético –proyectos hídricos, hidroeléctricos y nucleares - que planea impulsar la Argentina.

Finalmente, es imposible dejar de mencionar las enormes posibilidades de inversión de largo plazo que se abren a partir de las potencialidades que ofrece el desarrollo del gas y petróleo no convencionales en el yacimiento de Vaca Muerta, ubicado en la Patagonia argentina. En este marco, y siendo Rusia una de las mayores potencias hidrocarburíferas del mundo, considero que existen alternativas de inversión, colaboración y transferencia tecnológica sumamente promisorias entre Gazprom e YPF, las firmas líderes del sector petrolero de ambos países.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала