Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Prensa rusa al día

Síguenos en
Putin quiere que los jefes paguen por la corrupción de sus subordinados/Las nuevas reglas del espacio Schengen dejan perplejos a los rusos/China reorientará su economía al mercado interno/Ucrania espera que Gazprom no haga quebrar a su empresa gasística

Nezavisimaya gazeta, Izvestia Kommersant

Putin quiere que los jefes paguen por la corrupción de sus subordinados

El presidente ruso, Vladimir Putin, quiere que los directivos de los organismos y entes públicos asuman responsabilidad personal por los casos de corrupción entre sus subordinados, escriben en su edición de hoy los periódicos Nezavisimaya gazeta, Izvestia y Kommersant.

En la reunión del Consejo presidencial Anticorrupción de Rusia celebrada el pasado miércoles, el mandatario ruso calificó de ineficaces las “medidas liberales” adoptadas en 2011, que sustituyeron por multas las penas de cárcel por delitos de corrupción. Esta iniciativa del entonces presidente, Dmitri Medvédev, establece multas severas (hasta 17 millones de dólares) por sobornos. El propósito era evitar injusticia y castigos desmesurados en caso de delitos menores.

Putin subrayó que esta decisión, que apela a la conciencia de los ciudadanos, “no ha dado los resultados esperados”. “La política anticorrupción del estado debe basarse en el principio de la inminencia del castigo por este tipo de delitos”, dijo el presidente.

Las declaraciones de Putin, según los expertos, ponen de manifiesto su preocupación por las dimensiones del problema ya que los niveles de corrupción son el país es un fiel reflejo de la eficiencia del gobierno. En este sentido la idea de responsabilizar a los jefes de velar por la transparencia de los organismos que dirigen puede dar buenos resultados, apunta el presidente del Fondo Estrategia, Mijaíl Rémizov.

Uno de los ejemplos más reveladores es el escándalo en torno al centro de innovación Skolkovo, el proyecto de 'Silicon Valley ruso', que está siendo investigado por malversaciones millonarias de fondos públicos. A pesar de que el Comité de Investigación ya detectó infracciones que costaron 22.000 millones de rublos (unos 730 millones de dólares), la financiación no ha sido suspendida ni los directivos del centro han sido castigados.

Al mismo tiempo Vladimir Putin señaló los avances de Rusia en materia de lucha contra la corrupción. En particular recordó que el país ha avanzado ocho posiciones en el ranking 'Doing Business 2013', clasificación que el Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional elaboran con objeto de evaluar la facilidad para hacer negocios en 185 países del mundo. Rusia consiguió pasar del puesto 120 al 112.

El líder ruso dijo además que según los datos del Ministerio del Interior en 2013 aumentó el número de delitos de corrupción descubiertos y de los procesos judiciales contra los acusados de cohecho. “Sin embargo, sólo un 8% de ellos fueron condenados a penas de cárcel, mientras que la mayoría fue castigada con multas y siempre encuentra la manera de no pagar”, señaló.

Rossiyskaya gazeta

Las nuevas reglas del espacio Schengen dejan perplejos a los rusos

La nueva disposición que regula la duración de la estancia dentro del espacio Schengen a partir del pasado 18 de octubre 2013 ha dejado perplejos a los rusos, escribe hoy el periódico gubernamental Rossiyskaya gazeta.

“La semana pasada, varios conductores de autobuses (...) y varios guías que acompañaban a los grupos turísticos que viajaban a Europa no pudieron entrar en el espacio Schengen porque habían estado más de 90 días en los países europeos durante los últimos seis meses”, dijo al diario la portavoz de la Unión de Industria Turística de Rusia, Irina Tiúrina, y añadió que ni siquiera algunos centros de expedición de visados están al tanto de la novedad.

Según los especialistas del sector, la mayoría de los consulados no habían informado a las agencias de viajes del sector sobre la entrada en vigor de las nuevas reglas. Los representantes de tales empresas se enteraron de éstas inesperadamente cuando intentaban cruzar la frontera. “Varios centros de solicitud de visados no están al tanto”, destacó Irina Tiúrina.

Según los expertos, las nuevas reglas restringen sensiblemente las normas de entrada y permanencia en los países europeos y afectan ante todo a los ciudadanos rusos que viajan con frecuencia, es decir, a aquellos que se dedican al turismo, tienen bienes inmuebles o negocios en Europa.

Las nuevas reglas no se extienden a Bulgaria, Croacia, Rumania, Chipre y Gran Bretaña, que no se han sumado al tratado Schengen.

Hasta ahora, los ciudadanos de países que no forman parte del tratado de Schengen, acuerdo que establece la libertad de circulación entre los firmantes del mismo, podían entrar en la zona y permanecer allí un máximo de 90 días en el transcurso de un período de 180 días a contar de la fecha de la primera entrada.

A partir del 18 de octubre pasado, la fecha de emisión del visado no tendrá importancia alguna y el viajero deberá hacer un complicado cálculo antes de emprender camino para determinar si aún tiene derecho o no de entrar en un país de Schengen.

Es decir, de la eventual fecha del cruce de frontera deberá restar 180 días, luego ver cuántos de esos días ya ha pasado en suma en diferentes países de Schengen y, solo si son menos de 90, atreverse a emprender el viaje por el número de días restantes.

En caso de que ya haya agotado los preciados 90 días de estancia, tendrá que esperar hasta que se agote el período de 180 días y se le vuelva a abrir la cuenta de días de permanencia disponibles.

Nezavisimaya gazeta

China reorientará su economía al mercado interno

China se dispone a emprender un nuevo cambio económico, llamado a reorientar la economía hacia el mercado propio, escribe hoy el periódico ruso Nezavisimaya gazeta.

Del 9 y el 12 de noviembre tendrá lugar en Pekín el pleno del Partido Comunista de China (PCCh), reunión anual en la que los dirigentes chinos debatirán y anunciarán las próximas reformas económicas en el país.

Según los expertos, el nuevo modelo de desarrollo que estudia la dirección china apunta a  reorientar la economía china hacia el consumo interno.

Esta nueva línea política ya fue anunciada el pasado marzo, cuando el nuevo Gobierno chino anunció el propósito de llevar a cabo una restructuración económica. Los expertos chinos explicaban entonces que el país pretende cambiar de modelo económico para reducir la dependencia de su competitividad exterior y de las inversiones del Gobierno.

Entre las medidas propuestas la más drástica es la llamada “revolución urbanística”, que prevé crear condiciones para la migración regularizada del campo a la ciudad. La necesidad de reformar el actual sistema migratorio, que limita los movimientos masivos de la población, quedó patente tras el éxodo de 250 millones de trabajadores del campo a la ciudad en busca de mejores condiciones de vida.

El ambicioso proyecto preveía invertir 40 billones de yuanes en organizar el traslado de 400 millones de chinos a las ciudades en los próximos diez años. Sin embargo, estos planes podrían ser modificados en vista de los problemas de financiación, debidos a la elevada deuda pública.

El comunicado del Comité Central del PCCh sobre la celebración del pleno no  concreta la agenda, aunque se espera incluya reformas en el sector financiero, el sistema fiscal, la tierra, los precios de la energía y las materias primas, la burocracia y el sistema de permisos de residencia internos.

En cualquier caso, la reunión de los líderes chinos -la tercera desde que el presidente Xi Jinping tomó las riendas del país- será decisiva para la política económica china, señala el director del Instituto del Lejano Oriente de la Academia rusa de Ciencias, Andréi Ostrovski.

El experto destaca dos principales líneas para avanzar en la reforma económica: asegurar el acceso del capital privado al sector bancario y permitir la venta de tierras de propiedad colectiva. Estas medidas estimularían el desarrollo del mercado interno de 1.350 millones de personas que, a su vez, es una pieza clave para asegurar un crecimiento sostenido de la economía china.

Nezavisimaya gazeta

Ucrania espera que Gazprom no haga quebrar a su empresa gasística

Una delegación ucraniana encabezada por el jefe del consorcio gasístico Naftogaz, Evgueni Bakulin, llegó ayer a Moscú para alcanzar un acuerdo con el grupo energético ruso Gazprom que le permita evitar la quiebra, escribe hoy el periódico Nezavisimaya gazeta.

Las partes abordaron el problema del pago por los suministros del gas ruso.Gazprom, preocupado por la deuda acumulada por Ucrania, no descarta la posibilidad de exigir el prepago como condición para futuros suministros a Ucrania.

Anteriormente, el director de Gazprom, Alexéi Miller, había propuesto vender el gas ruso a Ucrania contra abono anticipado.

La propuesta se debe a que Kiev reiteradamente ha violado las condiciones de pago.

Miller enfatizó que Ucrania aún no ha abonado el pago por el gas suministrado durante agosto de 2013, lo cual eleva su deuda a Rusia a los 882 millones de dólares.

Por su lado, la parte ucraniana insiste en que la deuda por el mes de agosto no representa un gran problema.

El ministro de Energía de Ucrania, Eduard Stavitski, afirmó que su país confía en resolver el asunto ya próximamente.

“Siempre hemos pagado a nuestros socios y también lo haremos esta vez, pero a veces se producen retrasos de pago por la crisis que azota a toda Europa”, dijo Stavitski.

Kiev reconoce que las pretensiones de Gazprom están justificadas, pero arguye que no tiene dinero para el prepago.

Los problemas con el pago por los suministros del gas ruso comenzaron el verano pasado y se debían a los impagos por parte de los consumidores internos.

Las empresas intermediarias crearon una deuda de más de 1.500 millones de dólares a Naftogaz.

Mientras, las deudas de las empresas energéticas ucranianas superaron los 2.000 millones de dólares durante los últimos dos años.

Es la primera vez que se da esta situación desde que Ucrania obtuviese la independencia en 1991.

Esto se debe a la prohibición vigente en Ucrania de que las tarifas superen los precios medios en el mercado, tratando de compensar la diferencia a cuenta del presupuesto.

Este dinero llega con retraso, por eso las empresas locales no pueden pagar sus deudas a Naftogaz, explica el jefe del Fondo de Estrategias Energéticas, Dmitri Marunich.

Según los expertos ucranianos, Gazprom estuvo informado sobre los problemas de Naftogaz y hasta hace poco se mostraba comprensivo.

“Siempre y cuando no se aplique una lógica absurda vinculada con la política, ningún acreedor está interesado en dejar al deudor en un callejón sin salida, sin darle la posibilidad de devolver la deuda, siempre y cuando no se aplique una lógica absurda vinculada con la política”, opina el experto ucraniano, Alexandr Narbut.

RIA Novosti no asume la responsabilidad por los artículos de prensa

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала