Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Cuando la indecisión se hace costumbre

© Foto : Cortesía de Anna JníkinaLa psicóloga Anna Jníkina
La psicóloga Anna Jníkina - Sputnik Mundo
Síguenos en
Una gran parte de la población mundial sufre de inseguridad y culpa de sus males la indecisión. La psicóloga rusa Anna Jníkina profundiza en el problema y ofrece algunas claves para afrontarlo.

Una gran parte de la población mundial sufre de inseguridad y culpa de sus males la indecisión. La psicóloga rusa Anna Jníkina profundiza en el problema y ofrece algunas claves para afrontarlo.

“La seguridad y la inseguridad son unas características que se adquieren en la niñez. Aunque parezca que amabas definiciones hablan por sí solas, creo que merece la pena analizarlas con mayor detalle”, sugiere Jníkina.

Así, las personas inseguras suelen ser más blandas que las seguras, estas últimas, en cambio, son más agresivas, decididas, responden por sus acciones y gastan un mínimo de tiempo y esfuerzo en dudas innecesarias.

La experta precisa que en la mayoría de los casos las personas que tienen fe en sí mismas están aupadas por historias anteriores de éxito.

“Una persona segura de sí misma es la que comprende lo que está sucediendo y lo que tiene que hacer en cada situación, mientras que la insegura no lo entiende, es más, muchas veces no se percata de sus propias necesidades o simplemente las teme”, relata.

Seguridad envidiable

Las personas indecisas tienen motivos de sobra para envidiar la seguridad de los demás, opina Jníkina. Y es que si uno está seguro de sí mismo, ello significa que es capaz de actuar y asumir la responsabilidad por sus acciones.

Quien al escoger, mucho titubea, lo peor se lleva, dice el refrán. En la vida, muchas veces hay que tomar decisiones rápidas y la incapacidad de obrar sin vacilaciones y lamentaciones pasa factura tanto a hombres como a mujeres.

¿Será que la inseguridad influye en el destino de la gente?

“No cabe duda”, responde la psicóloga. A pesar de que las personas seguras corren el riesgo de darse muchos palos en la vida, estas experiencias solo les hacen más fuertes. Mientras unos actúan y aprenden de sus errores, otros permanecen de brazos cruzados, a la espera de que les den el permiso de hacer algo o indiquen qué es lo que tienen que hacer.

La experta aconseja tomar las riendas de la vida, antes de que alguien las tome por usted.

Nada tan difícil como decidirse

Cambiar las costumbres nunca es fácil, pero por intentar no se pierde nada.

Jníkina aconseja a las personas indecisas disfrutar de las pequeñas victorias cotidianas y del empeño que ponen en conseguir un objetivo u otro. Pero para ello necesitan el apoyo de su entorno.

Lo que no hay que hacer durante ese periodo de “transformación”, es criticar a la “cobaya”.

“Los cumplidos nos dan seguridad, a diferencia de la crítica que nos hace más débiles y vulnerables”, recuerda.

Pero si quiere resultados, tendrá que aprender a aceptarse y pensar en positivo.

“Dese el lujo de ser quién es y cómo es. Siempre habrá alguien que quiera decirle algo bonito, agradecerle por algo o simplemente regalarle una sonrisa. Recuerde que ni todo es tan malo ni usted es el más imperfecto. Aprenda a disfrutar de la vida y de usted mismo en ella”, recomienda.

Por Anush Janbabyan

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала