Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Parlamentarios rusos proponen crear un ministerio para asuntos de los huérfanos

© Sputnik / Konstantin Chalabov / Abrir banco de fotosParlamentarios rusos proponen crear un ministerio para asuntos de los huérfanos
Parlamentarios rusos proponen crear un ministerio para asuntos de los huérfanos - Sputnik Mundo
Síguenos en
Los diputados rusos están promoviendo la idea de crear una agencia “para los asuntos de los huérfanos”. El mismo nombre de esta institución entraña la espantosa idea de defender a los niños ya abandonados y no luchar contra el abandono, opinan los expertos.

Los diputados rusos están promoviendo la idea de crear una agencia “para los asuntos de los huérfanos”. El mismo nombre de esta institución entraña la espantosa idea de defender a los niños ya abandonados y no luchar contra el abandono, opinan los expertos.

Puntos de vista completamente opuestos

En Rusia se baraja crear una agencia para los asuntos de los huérfanos, que coordine el funcionamiento de los numerosos organismos competentes de todos los niveles encargados de los niños abandonados. La correspondiente iniciativa fue formulada por el Comité de la Duma de Estado para los Asuntos de Familia, Mujer y Menores.

El Defensor del Menor de Rusia, Pável Astájov, apoyó el plan con entusiasmo: “Las potestades están distribuidas entre diecinueve organismos federales y me veo obligado a desempeñar el papel de comisario ante el presidente del país y solucionarlo todo junto con un equipo de tan sólo veinte personas”, explicó en la entrevista a uno de los diarios rusos. Astájov añadió que la Agencia para los Asuntos de los Huérfanos podría crearse como una estructura dependiente del Ministerio de Educación.

“Es una idea espantosa y lo que más aterra es el nombre de la Agencia, la de Asuntos de los Niños Abandonados”. Es como si del campo de las actividades del organismo sea excluida la prevención de la orfandad, señaló a RIA Novosti el miembro del Consejo Social y presidente de la organización Derechos del Niño, Boris Altshúler. “Y de lo mismo peca el decreto del presidente de la Federación de Rusia del 28 de diciembre, continuación del cual es la idea de la creación de la Agencia. El documento estipula las medidas de protección de los huérfanos, pero no hay ni una palabra sobre cómo frenar los desorbitados ritmos del abandono de los menores”, señaló.

En opinión del experto, en la actualidad unos doscientos cincuenta niños son retirados diariamente de sus familias biológicas. Según los datos de Pável Astájov, tan sólo en 2011 se detectaron cerca de 82.200 niños huérfanos y niños que quedaron sin tutela de los padres, de modo que las cifras cuadran. Y el abandono de más del 70% de estos menores es calificado como “social”, es decir, sus padres son privados en vida de la patria potestad.

Falta de rampas como señal de la orfandad social

Instituir un organismo especial y considerar la orfandad como un problema aparte equivaldría a no ofrecer una solución eficiente, opina la directora de la Fundación Voluntarios para la Ayuda a los Huérfanos, Elena Alshánskaya. “Y, sin embargo, el fenómeno no tiene nada de complicado, es la consecuencia del fracaso en la vida familiar", precisa la mujer. De modo que han de ser combatidas las causas del problema.

“La orfandad social es propiciada por tales factores, como listas de espera en las guarderías, falta de rampas para las sillas infantiles y de garantías para la concesión de vivienda, son ayudas que no alcanzan para vivir, ya no digo, para comprarle al niño un nuevo juguete”, explicó Elena Alshánskaya. En su opinión, el problema es imposible de solucionar con el nombramiento de nuevos jefes o con la creación de un nuevo organismo: “Es necesario cambiar la actitud, vertebrando un sistema eficaz de apoyo a la familia”.
Boris Altshúler se muestra completamente de acuerdo con la opinión expresada. Según él, lo que haría falta en Rusia es un organismo que elabore una política única de protección de la infancia y la familia y coordine las actividades de diferentes organizaciones especializadas.

Las herramientas existentes no funcionan

“No habría que inventar nada, porque ya existen comisiones para asuntos de menores, cuya obligación es precisamente coordinar las actividades de los organismos públicos y las organizaciones sociales que se dedican a los problemas de los menores”. “La herramienta ya existe, hay que hacerla funcionar”, asegura Elena Alshánskaya.

Existe también la Comisión para los Asuntos de los Menores y la Defensa de sus Derechos dependiente del Gobierno de Rusia, habiendo sido aprobadas su composición y potestades el pasado 2 de octubre de 2012.

Los principales objetivos de la comisión consisten en “coordinar las actividades de los organismos federales y los regionales del poder ejecutivo, relacionadas con las garantías del cumplimiento de la legislación de la Federación de Rusia en la esfera de la prevención del abandono y de la comisión de delitos por parte de los menores y la defensa de sus derechos; organizar a nivel federal eventos encaminados a solucionar los problemas relacionados con la prevención del abandono y la comisión de delitos por parte de los menores y la defensa de sus derechos”, según se indica en la disposición del primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev.
El responsable de los Derechos del Menor, Pável Astájov, forma parte de la comisión arriba mencionada, pero indica que estas medidas son insuficientes. “Comités y consejos del tipo que sean son incapaces de dar solución al problema. Se ha formulado la propuesta de formar una agencia federal que se encargue de los huérfanos y ofrezca solución rápida a las dificultades que van surgiendo”, indicó.

Boris Altshúler, por su parte, opina que la creación de un ministerio para los huérfanos no hará sino aplazar la solución del problema. “El organismo, lo evidencia su nombre, ni siquiera tendrá que ocuparse del apoyo a la familia. Y en un principio incluso estaría interesado en aumentar el número de niños abandonados, dado que serán asignados fondos, creadas sedes y sucursales por todo el país. ¿Qué hará toda esta gente, si deja de haber huérfanos?”

En nuestro país, donde a diario unos doscientos cincuenta niños se quedan sin tutela de sus padres, los funcionarios no corren el riesgo de quedar sin trabajo. Y las posibilidades de que en breve pierdan todo interés por los desdichados niños y sus no menos desdichados padres son bastante altas.


LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала