Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Putin estudiará todas las objeciones antes de promulgar la ley sobre manifestaciones

© RIA NovostiVladímir Putin
Vladímir Putin - Sputnik Mundo
Síguenos en
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, analizará todas las objeciones antes de promulgar la ley que endurece las multas por infracciones durante las manifestaciones y que la Duma de Estado (cámara baja del Parlamento nacional) aprobó anoche tras duros debates, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, analizará todas las objeciones antes de promulgar la ley que endurece las multas por infracciones durante las manifestaciones y que la Duma de Estado (cámara baja del Parlamento nacional) aprobó anoche tras prolongados debates, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Así afirmó Peskov al comentar las declaraciones de Mijaíl Fedótov, titular del Consejo de Derechos Humanos adjunto al jefe de Estado, quien anunció que podría pedir a Putin vetar la polémica ley.

“Si se presenta una objeción, indudablemente se estudiará”, explicó el portavoz presidencial.

Tras 11 horas de agitado debate, los legisladores rusos aprobaron la norma el pasado martes con 241 votos a favor y 147 en contra. La discusión se prolongó hasta casi la medianoche, porque se tuvo que analizar más de 300 enmiendas presentadas por el partido opositor Rusia Justa, cuyos diputados abandonaron el hemiciclo tras conocerse los resultados de la votación.

La ley aprobada establece multas de hasta 300.000 rublos (US$9.000), sustituibles por hasta 200 horas de trabajo social, para particulares que incumplan las normas de celebración de los actos públicos.

La ley también establece multas de hasta 600.000 rublos para los funcionarios públicos que impidan la celebración de manifestaciones o fuercen a la participación en ellas.

De esta forma, el importe máximo de estas multas fue rebajado de los casi US$48.000 en comparación con las sumas esteblecidas en el el proyecto inicial.

Actualmente, las infracciones durante una manifestación se castigan con multas de hasta 5.000 rublos para las personas y hasta 50.000 rublos para entidades jurídicas (organizaciones sociales y partidos políticos).

Otras de las novedades es que la ley prevé es la creación de lugares específicos destinados a la celebración de manifestaciones y debates públicos, similares al famoso Speakers’ Corner (Rincón de los Oradores) de Hyde Park londinense.

Entretanto, los expertos difieren en sus valoraciones de la ley, considerada por unos una eficaz “arma de disuasión” contra posibles disturbios y una medida draconiana que viola una serie de principios del Estado de Derecho, por otros.

Alexei Kudrin, exministro de Finanzas y hoy líder del opositor Comité de Iniciativas Ciudadanas, afirmó que la ley vulnera varios libertades y derechos fundamentales de los rusos, como el de reunión y manifestación pacífica, y pidió al parlamento revisar la norma.

Kudrin considera que la ley es ilegal porque al imponer castigos por lesiones personales o daños contra la propiedad durante manifestaciones, el estado castiga dos veces al infractor por infracciones ya incluidas, con sus respectivas sanciones, en el código penal y civil.

A su vez, el vicepresidente del Centro de Comunicaciones Estratégicas, Dmitri Abazálov, opinó que la nueva ley será una herramienta útil para prevenir disturbios y provocaciones por parte de los grupos radicales y que además castigará por primera vez a los organizadores de manifestaciones en las que se registren incidentes.

Por otro lado, el experto señaló que aún con el aumento del importe de las multas, la ley rusa continuará siendo bastante más liberal que las normas occidentales similares, que prevén multas de hasta 125.000 dólares por incumplir algunos de los requisitos para celebrar un acto público, como en el caso de Canadá, o hasta 10 años de prisión como en EEUU, para las personas que en las manifestaciones porten armas o incluso objetos que puedan ser utilizados como armas.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала