Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Vladímir Putin asume presidencia de Rusia por tercera vez

© RIA Novosti . Vladimir Rodionov / Abrir banco de fotosVladímir Putin
Vladímir Putin - Sputnik Mundo
Síguenos en
Vladímir Putin, de 59 años, asumió por tercera vez la presidencia de Rusia en una ceremonia solemne que se celebró sobre el mediodía de este lunes en el Kremlin en presencia de unos 3.000 invitados y fue transmitida en directo por seis canales de televisión rusa.

Vladímir Putin, de 59 años, asumió por tercera vez la presidencia de Rusia en una ceremonia solemne que se celebró sobre el mediodía de este lunes en el Kremlin en presencia de unos 3.000 invitados y fue transmitida en directo por seis canales de televisión rusa.

El presidente electo, en traje gris oscuro y con corbata roja, llegó en un Mercedes Pullman al Gran Palacio del Kremlin cuyo comandante le dio parte a la entrada. Tras subir por las escaleras principales alfombradas de rojo y pasar por una antecámara y las salas de San Jorge y San Alejandro, Putin entró en la suntuosa sala de San Andrés, antigua sala de trono de los zares.

La ceremonia empezó con un discurso del presidente saliente, Dmitri Medvédev, quien agradeció a los presentes por su colaboración a lo largo de los últimos cuatro años y dijo sentirse feliz de traspasar la presidencia a Vladímir Putin, “hombre experimentado y líder fuerte al que apoya la mayoría de los ciudadanos”.

El jefe del Tribunal Constitucional pidió al presidente electo que jurara el cargo, rito que Putin celebró con su mano derecha puesta en un ejemplar único de la Carta Magna, guardado habitualmente en la Biblioteca Presidencial. Este momento, al que siguió la interpretación del himno nacional y el izado del estandarte presidencial sobre el Kremlin, marcó la toma de posesión.

En su discurso de investidura, Putin afirmó sentirse consciente de su responsabilidad para con la Patria y prometió hacer lo posible por justificar la confianza de millones de ciudadanos.  “Hemos recuperado la dignidad de gran nación. El mundo ha visto a una Rusia revitalizada”, dijo.

Agradeció a Medvédev por haber garantizado la continuidad  en el poder y dado “un nuevo impulso” al desarrollo del país. Los próximos años, según Putin, serán decisivos para la evolución de Rusia de aquí a las próximas décadas. Rusia ha de convertirse en “líder y polo de atracción para toda Eurasia”, tiene “gran historia y un futuro no menos grande”.

Treinta salvas de artillería, número máximo en la jerarquía rusa de honores militares, rindieron homenaje al nuevo presidente, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas que, junto con otros atributos del poder, recibió hoy el famoso maletín con el “botón nuclear”. 

Concluida la ceremonia oficial de investidura, el presidente se dirigió a la sala de San Vladímir; de allí, a la antesala del Palacio de las Facetas; y, finalmente, a la llamada Escalera Roja para pasar revista al desfile del Regimiento Presidencial.

Como ya es tradición, el Patriarca de Moscú y toda Rusia Kiril celebrará este lunes una oración en la Catedral de la Anunciación del Kremlin con motivo de la investidura invocando bendición divina para el nuevo presidente en su servicio a la nación.

Los ministros del actual Gabinete ruso seguirán “en funciones” por encargo del nuevo mandatario, quien encabezó el Gobierno durante cuatro años anteriores. Se espera que el ex presidente Dmitri Medvédev será nombrado esta semana primer ministro.

Putin, quien cumplirá 60 años el próximo 7 de octubre, fue investido presidente de Rusia en dos ocasiones anteriores: en 2000 y en 2004. No pudo presentarse a una reválida en 2008, habida cuenta de que la Constitución rusa en vigor impide ocupar la jefatura del Estado durante más dos mandatos consecutivos. Se desempeñó como primer ministro durante el gobierno de Dmitri Medvédev, de 2008 a 2012, y regresó al Kremlin con un mandato extendido de cuatro a seis años mediante una enmienda constitucional que el Parlamento de Rusia aprobó a finales de 2008.

La víspera de la investidura, 436 personas fueron detenidas en el transcurso de la llamada “marcha de millones”, manifestación de repudio a Putin que diversos grupos opositores realizaron en el centro de Moscú. Decenas de personas, entre ellos, unos 30 agentes del orden, recibieron lesiones. Entre los detenidos están los líderes de la llamada “oposición espontánea”: el bloguero Alexei Navalni, el coordinador del Frente Izquierdo Serguei Udaltsov y el ex vicepresidente del Gobierno Boris Nemtsov.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала