Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Primer ministro de Pakistán se niega a dimitir pese a condena por desacato

Síguenos en
El primer ministro de Pakistán, Yusuf Raza Guilani, declarado la víspera culpable de desacato por el Tribunal Supremo del país por negarse a reabrir varios casos de corrupción contra políticos, rechazó dimitir argumentando que sólo el Parlamento tiene competencia para destituirlo del cargo, informaron este viernes agencias internacionales.

El primer ministro de Pakistán, Yusuf Raza Guilani, declarado la víspera culpable de desacato por el Tribunal Supremo del país por negarse a reabrir varios casos de corrupción contra políticos, rechazó dimitir argumentando que sólo el Parlamento tiene competencia para destituirlo del cargo, informaron este viernes agencias internacionales.

“No existe ley que permita destituir a un primer ministro elegido legítimamente. Sólo el Parlamento como órgano supremo tiene facultad para hacerlo”, declaró Guilani, quien compareció ante la cámara baja del parlamento solo al día siguiente del veredicto.

El jefe del Ejecutivo paquistaní afirmó que dejará su cargo únicamente en caso de que su destitución sea decidida por el Parlamento.

“¿Cómo es posible que alguien exija la dimisión de un primer ministro elegido legítimamente en representación de 180 millones de personas?”, acotó.

De esta forma, Guilani respondió ante las exigencias de renuncia lanzadas desde la oposición tras el fallo del Supremo. La decisión del Alto Tribunal fue motivada por la negativa del primer ministro a reabrir la investigación en varios casos de corrupción archivados en 2007.

La condena dictada contra Guilani tiene un carácter simbólico, puesto que no implica para él una pena de cárcel, no obstante, según la prensa paquistaní, pone en entredicho la reputación de su gabinete.

Aún en diciembre de 2009, el Supremo paquistaní declaró inconstitucional la amnistía que fue declarada por el entonces jefe de Estado, el general Pervez Musharraf, y que motivó el archivo de los casos de corrupción contra varios altos cargos políticos, incluido el actual presidente pakistaní, Asif Ali Zardari, y varios ministros del Gobierno de Guilani.

El primer ministro argumentó su negativa de reabrir esos casos por la inmunidad judicial de la que goza el jefe de Estado durante su mandato.

La amnistía que hoy día es motivo de duras críticas contra el Ejecutivo fue resultado de un pacto entre Musharraf y la oposición alcanzado con la intermediación de Washington que posibilitó el regreso al país y la participación en las elecciones de Benazir Bhutto y otros políticos opositores exiliados.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала