Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Javier Colomo Ugarte

Síguenos en

La Paz en el Próximo y Medio Oriente debe ser fruto del entendimiento y no de la confrontación.
La injerencia de los pases de la OTAN en Siria así como de las monarquías árabes del golfo pérsico tiene que ver con política respecto de Irán. Siria es aliado de Irán e Israel pretende un ataque a Irán, pero ante un eventual ataque a su territorio Irán ya ha advertido que la guerra podrá extenderse a toda la región. Israel teme tener que lidiar en dos frentes a la vez, pues Siria podrá participar en la contienda contra Israel por la alianza que le une a Irán, por ello, el desenlace del conflicto interno sirio es vital para Israel y la OTAN en su pretensión de atacar a Irán. Qatar y Arabia Saudita temerosos de Irán han tomado partido en contra de Irán y en consecuencia en contra de Siria y se han alineado tácticamente con la OTAN e Israel.
El conflicto interno sirio, ha pasado, pues, a ser fundamental para las pretensiones israelitas de ser la única potencia militar en la región. En el pasado consiguió anular la emergencia de Egipto y posteriormente con la ayuda de EEUU anular a Irak como potencia bajo el gobierno de Sadam Hussein. Ahora su estrategia sigue siendo acabar con Irán como potencia regional, para ello, el que Siria cambiase de bando debido a una revolución interna será un paso importante para los intereses de Israel. El éxito de la OTAN en Libia, tras la política de apaciguamiento practicada por Rusia y China en la resolución 1973 ha dado alas a la OTAN a persistir en su política de injerencia en Siria.
No obstante, las pretensiones de Israel, de acabar con la revolución irán en medio de una crisis económica mundial son limitadas, aunque Israel sabe que el tiempo camina en su contra pues permite a Irán avanzar en sus sistemas de defensa para frenar una posible agresión; por ello, la OTAN, Israel, Arabia Saudita y Qatar, intentarán aprovechar el menor resquicio para debilitar a Irán en la región, en este caso injiriendo y desestabilizando, en la medida de lo posible, internamente a Siria. Israel es el principal inductor de la inestabilidad en el Oriente Medio, pues nunca va a admitir que haya una potencia que le pueda hacer sombra en la región, ya que su ideario no se basa en el entendimiento con los países de la región sino en mantener su hegemonía militar en la región; política a la que sistemáticamente arrastra a EEUU, ya que Israel es quien lidera la política de EEUU en el Oriente Medio.
Para lo amantes de la Paz, es a Israel a quien la comunidad internacional debiera poner freno para que entienda que la Paz se debe basar en el entendimiento con los países de la región y el reconocimiento de los derechos del pueblo palestino y no la supremacía ideológica y militar.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала