Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

La ofensiva geopolítica de Turquía pone en guardia a todo Oriente Próximo

© RIA Novosti . Sergei KirkachArmando Pérez
Armando Pérez - Sputnik Mundo
Síguenos en
La ofensiva geopolítica emprendida por Turquía para reforzar su influencia en Oriente Próximo ha puesto en guardia a países influyentes como Israel e Irán que pueden quedar debilitados, situación que también preocupa a Irak, Siria y Grecia, y hasta levanta ciertos recelos en Rusia.

La ofensiva geopolítica emprendida por Turquía para reforzar su influencia en Oriente Próximo ha puesto en guardia a países influyentes como Israel e Irán que pueden quedar debilitados, situación que también preocupa a Irak, Siria y Grecia, y hasta levanta ciertos recelos en Rusia.

Lo más notorio de la ofensiva turca es la confrontación creciente entre Ankara y Tel Aviv, que por lo visto, está destinada a poner fin a la alianza turco-israelí, durante muchos años, un factor de equilibrio en una  zona de intereses vitales para países de Europa, Asia, Estados Unidos, el mundo árabe.

El gobierno turco ataca al gobierno israelí de forma directa al expresar un apoyo cada vez más amplio a los palestinos, profiriendo amenazas de que apelará ante  instituciones internacionales para que investiguen el programa nuclear israelí, y advirtiendo que impedirá a las empresas israelíes el acceso a la explotación de  yacimientos de hidrocarburos en el mar Mediterráneo.

Otro punto culminante de esta confrontación  fue marcado el pasado 7 de septiembre, cuando Turquía anunció planes de firmar un importante tratado militar con Egipto, casi simultáneamente con la vista a El Cairo del primer turco, Recep Tayyip Erdogan.

Teniendo en cuenta los ánimos anti-israelíes que predominan actualmente en Turquía y Egipto, y la evolución de los procesos revolucionarios en algunos países del norte de África, Israel tiene razones de sobra para preocuparse por el acercamiento turco-egipcio.

Según los expertos, las relaciones entre estos tres países con “la primavera árabe” como telón de fondo, permite pronosticar que la situación en Oriente Próximo evolucionará de forma desfavorable a la estabilidad, con muchas posibilidades de que estallen situaciones de conflicto.

Los más pesimistas hablan de un retorno a la situación que existió en la década de los años 1960 y 1970 cuando Israel prácticamente estuvo cercado de vecinos hostiles.

En vísperas de la guerra de los seis días en 1967, contra Israel se enfrentó todo el mundo árabe a excepción de Irán y Turquía.

Y paradójicamente, ahora la situación es peor, pues además del mundo árabe, Israel deberá enfrentarse contra Irán que ahora es su enemigo declarado, y contra Turquía, otro adversario más que probable.

Expertos militares rusos alertan las implicaciones que podrá tener las intenciones de Ankara de enviar otra “flotilla libertad” hacia la Franja de Gaza esta vez  custodiada por buques de guerra de la armada turca para impedir lo que ocurrió con otras flotillas cuando intervino la armada israelí.

Los planes anunciados desde Ankara de destinar flotillas de buques de guerra turcos a misiones de patrullaje al mar Rojo y el envió de otra escuadrilla para patrullar cerca a las costas israelíes en el Mediterráneo dan la impresión de que los turcos preparan las condiciones para establecer en el momento preciso, un bloqueo marítimo total contra Israel.

Vale la pena destacar que las relaciones turco-israelíes comenzaron a deteriorarse paulatinamente a partir de  2008 de forma paralela al reforzamiento de la política  exterior emprendida por el gobierno islamista en el poder en Turquía con Erdogan a la cabeza.

Aunque, algunos expertos en Moscú afirman que la retórica antiisraelí enarbolada por el gobierno turco va más allá del simple deseo de desafiar a Israel y tiene otras ambiciones geopolíticas ocultas.

Según esos expertos, la aparición de la armada turca en el mar Rojo es antes que todo la respuesta de Ankara a los planes de Teherán de emplazar escuadrillas de buques de guerra de Irán.

De esta forma, Turquía al igual que Irán procuran asentar  su potencial bélico en una región estratégicamente importante para Occidente por donde pasa las rutas del transporte de crudo proveniente del Golfo Pérsico.

Los planes geopolíticos de Turquía pasan por del debilitamiento de la influencia iraní en la zona. Esto también explica la política de Ankara contra aliados de Irán como Siria.  

La componente militar de Turquía se complementa con la política lanzada por Ankara con el resto de países árabes.

Turquía abiertamente amenaza a Siria, aglutina tropas en la frontera con Irak, participa en la operación de la OTAN contra Libia y cambia el vector de sus relaciones con Egipto que durante el gobierno del depuesto presidente Hosni Mubarak era considerado un competidor molesto que impedía la expansión de la influencia turca en Oriente Próximo y en el mundo árabe en general.

Hasta hace un tiempo, Egipto contó con el apoyo incondicional de Occidente, y ahora la situación es diferente.

Los cambios producidos en el país tras el derrocamiento de Mubarak penas comienzan, en sectores de la sociedad egipcia se fortalecen los ánimos islamistas y Turquía aprovecha esta situación para ampliar su influencia desarrollando las relaciones económicas y la cooperación militar.

El derrocamiento de gobiernos autoritarios a consecuencia de la “primavera árabe” también favoreció la expansión turca en la zona.

Al respecto, vale la pena destacar el apoyo de Erdogan hacia los partidos  “Hermanos Musulmanes” en Siria y Egipto condicionado no tanto por la afinidad ideológica sino por los planes de Turquía en el Gran Juego que comienza en Oriente Próximo.

Mientras que Occidente con Francia e Inglaterra a la cabeza apoyan las fuerzas políticas liberales surgidas en los países donde triunfaron o se dan situaciones de revolución, Turquía apoya las fuerzas políticas islamistas incluso radicales, y desde el punto de vista de la representación, la estrategia turca puede ser más productiva.  

El objetivo de Ankara es aumentar su influencia en los gobiernos y aumentar la simpatía en las poblaciones de la mayor cantidad posible de países árabes.

En este sentido, para Turquía la confrontación con Israel es un componente importante que además le permite otros objetivos más ambiciosos como restablecer la influencia en la zona oriental de la cuenca del Mediterráneo y el sur de Europa.

Para lograr ese objetivo, Ankara anunció recientemente la puesta en marcha la “Operación Barbarroja” para afianzar la presencia de buques de guerra turcos entre Israel y Chipre.

Este “factor turco” obligatoriamente tendrá repercusiones que deberán tener en cuenta los gobiernos de Israel, Chipre y Grecia, afectando de paso la política de jugadores más influyentes como Italia y la Unión Europa como representante de países pequeños en los Balcanes.

Últimamente, la política de Ankara hacia Chipre es casi agresiva ya que de todas las formas intenta impedir la participación de empresas griegas en la explotación de yacimientos de hidrocarburos en la isla.

Además Turquía anunció planes para reforzar su presencia militar en el mar Adriático donde emplazarán al menos 14 submarinos turcos, simultáneamente con una ofensiva diplomática para reforzar su influencia con las autoridades de Bosnia, Kosovo y otros países en  los Balcanes.

Entre tanto, Moscú mira con cierto recelo los acuerdos suscritos recientemente entre Turquía y Estados Unidos para emplazar en el territorio turco elementos del sistema global de defensa antimisiles, un asunto sensible para Rusia porque en cierta medida afecta la seguridad de su arsenal estratégico nuclear.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENRE CON LA DE RIA NOVOSTI

Las autoridades de EEUU todavía ocultan respuestas a incógnitas sobre el 11-S

Después de la campaña en Libia, Sarkozy amenaza con atacar a Irán

Países de la OTAN tuvieron que jugar sucio para ganar la guerra en Libia

Las razones de Chávez para sacar el oro y las divisas de Venezuela de los bancos de Occidente

Los experimentos sociales de Europa, desde la óptica de la violencia callejera en Inglaterra

La mala noticia es que EEUU dejó de ser un buen deudor

El riesgo de hacer la revolución con los antiguos aliados de Gadafi

El terrorismo de ultraderecha deja indefensa a Noruega y pone en su mira a Europa

A muchos rusos que no les molesta que Putin se quedó sin el premio Quadriga

Sudán del Sur nuevo estado soberano en mapa político mundial

El Consejo de Seguridad debe evitar resoluciones que agraven las guerras civiles

Siria necesita una coalición que defienda su revolución, pero nadie mueve un dedo

EEUU comienza negociaciones con su enemigo en Afganistán

Las cumbres entre Rusia y la Unión Europea cada vez deciden menos

Un triunfo de la revolución en Yemen puede traer sorpresas a Occidente

China puede sacar provecho de un divorcio entre EEUU y Pakistán

El terremoto de Japón anticipó señales que nadie puso atención

La venganza de Al Qaeda por la muerte de Bin Laden puede ser muy sangrienta

La muerte de Bin Laden únicamente levantó la popularidad del presidente Obama

La OTAN comienza la cacería contra Gadafi para ganar su guerra en Libia

Moscú lanza ofensiva para consolidar el mercado de helicópteros rusos en América Latina

Rusia necesita una “revolución” para conservar el liderazgo en el mercado mundial de carros de combate

Emisarios de África viajan a Trípoli y Bengasi para pactar un alto al fuego en Libia

Todavía sobran provocadores que incitar la intolerancia entre cristianos y musulmanes

Para sacar a Gadafi de Libia se necesita más que una zona de exclusión

El triunfo militar en Libia será otro fiasco político de Occidente en el tercer mundo

Los libios hacen la revolución, y otros se quedan con la plata

Las tentaciones de Barack Obama para invadir a Libia

Rusia pierde la guerra contra el juego de azar porque fiscales y policías protegen los casinos ilegales

Estados Unidos promete millones de dólares para que ocurran más revoluciones en el mundo

Los moscovitas quieren defenderse de los criminales pero la policía lo impide

Rusia mira con recelo las revoluciones en el mundo árabe

El atentado terrorista en Domodédovo destapa la vulnerabilidad de los aeropuertos de Rusia

Rusia Unida busca dividendos a costa de la momia de Lenin

Los rusos confían en que la reforma policial reforzará la seguridad pública

En Rusia asombra la preocupación en Occidente por la mala suerte de Jodorkovski

Rusia fue líder espacial en 2010, pero fracasó en su misión más importante

Rusia está en guerra contra la corrupción, pero los resultados no se ven por ninguna parte

En Rusia hay mucho nacionalismo, y nadie sabe por qué

Declaraciones de paz y planes de guerra entre la OTAN y Rusia

Mientras las partes oculten sus cartas, será imposible resolver el problema nuclear iraní

Maniobras con portaaviones y otros ingredientes para una guerra en la Península de Corea

Los secretos que puede revelar Víctor Bout a la justicia de EEUU

La “guerra de divisas” ya no la para nadie

La ley del vencedor y las pretensiones de Japón por las islas Kuriles

Rusia estará presente en Lisboa para aclarar las cosas con la OTAN

La gira de Chávez por Rusia, Ucrania y Bielorrusia y las elecciones en Venezuela en 2012

 

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала