Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

La conferencia de prensa más amarga que tuvieron los golpistas

© Sputnik / Vladimir Rodionov / Abrir banco de fotosLa conferencia de prensa más amarga que tuvieron los golpistas
La conferencia de prensa más amarga que tuvieron los golpistas  - Sputnik Mundo
Síguenos en
Uno de los sucesos más recordados, junto con la trasmisión interminable por TV de “El lago de los cisnes” y los tanques rodeando la Casa Blanca (sede del gobierno ruso) durante el fallido golpe de estado, perpetrado del 19 al 21 de agosto de 1991, fue la conferencia de prensa que ofrecieron los miembros de la Junta.

Uno de los sucesos más recordados, junto con la trasmisión  interminable  por TV de “El lago  de los cisnes” y los tanques rodeando la Casa Blanca (sede del gobierno ruso) durante el fallido  golpe de estado,   perpetrado del 19 al 21 de agosto de 1991, fue la conferencia de prensa que ofrecieron los miembros de la Junta.

Ellos trataron de mantener el poder pero muchos piensan que ya no estaban  en capacidad de hacerlo.

Ante la prensa, aparecieron seis hombres cansados que durante una hora respondieron a medias preguntas incomodas y duras, Esa conferencia fue un momento crucial para todo el periodismo soviético porque reconoció a  la prensa como un poder de mucha influencia.

“Nadie sabia  que esperar, era un ambiente extraño, nadie pensó que algo cambiaria   pero sin embargo cambió”, “al principio todo parecía  una farsa,  nadie reconocía la seriedad de la situación”- recuerdan los periodistas que participaron en aquella conferencia de prensa. 

El 19 de agosto se cumplen los 20 años desde el dramático día cuando en la URSS se  trató  de derrocar a Gorbachov, mediante  un intento de golpe de estado.  Y que fue el principio del fin de la Unión Soviética. 

A las 6 de la mañana,  se anunció  por  la radio y  la televisión estatal que debido a razones de salud, Mijail Gorbachov había sido removido de su cargo, y en consecuencia las funciones de presidente de la URSS pasaban al vicepresidente Guennadi Yanaev.

También se anunciaron medidas drásticas por parte del recién nombrado Comité Estatal de Emergencias (GKCHP  por sus siglas en ruso) de decretar el estado de excepción en el país.

Se suspendió    el funcionamiento de los periódicos más  importantes, y de la TV, se prohibieron las manifestaciones callejeras, el ejército se apoderó  de los centros urbanos.

Durante la conferencia,  no hubo puestos libres en la sala, por la cantidad de medios nacionales y extranjeros, y los periodistas extranjeros mantuvieron  una calma con un toque te ironía. 

Pero todos tenían  la impresión de que los golpistas no sabían, que hacer con el poder que tenían en sus manos.

Tampoco estaban preparados para las preguntas. La conferencia duro menos de una hora. Pero el resultado fue muy claro. Según la opinión del experto en medios Vassilii Gatov, a la prensa rusa “se le quito el velo” y pudo  llamar el suceso por su nombre-

¨un golpe de estado”, a pesar  de que los miembros del Comité trataron de convencer a los representantes de medios, de que no es lo que parece.

Las declaraciones, de que Gorbachov esta enfermo y débil y de que pronto regresaría  al trabajo junto con ellos,  solo produjeron risas.
Otras, sobre la necesidad de mantener unido el país y todas sus republicas, resultaron con aplausos.

Los periodistas preguntaron sobre la reacción del Comité a la declaración de Yeltsin llamada “apelación  a los ciudadanos de Rusia”,  en la cual  manifestó,  que las acciones del GKCHP eran ilegales. 

También de qué  tanto tiempo duraría el estado de emergencia,  si se usaría  la fuerza contra los civiles, que pasaría con las republicas, que se nieguen de formar parte de la URSS (Armenia, Georgia, Letonia, Lituania, Moldavia y Estonia,), que respuestas había recibido el GKCHP ante sus apelaciones a la ONU. 

La opinión general de todos, los que son testigos de los hechos, coincide. El desesperado intento golpista, liderado por la cúpula del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) acabó, paradójicamente, por hundir lo que pretendía salvar.

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала