Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

La huella inmortal de John Lennon

Síguenos en
El 9 de octubre John Lennon habría cumplido 70, pero fue asesinado a tiros el 8 de diciembre de 1980 a la edad de 40 años. Uno de los compositores, artistas, escritores y cantantes de la banda de rock más famosa del mundo, “The Beatles”, nunca se conformó con la realidad.

El 9 de octubre John Lennon habría cumplido 70, pero fue asesinado a tiros el 8 de diciembre de 1980 a la edad de 40 años. Uno de los compositores, artistas, escritores y cantantes de la banda de rock más famosa del mundo, “The Beatles”, nunca se conformó con la realidad.

Tampoco estaba por bailar al son de las reglas de la sociedad bombástica occidental. Su carácter apasionado e inconformista lo reveló ya en 1963, cuando durante un concierto al que asistió  la familia real gritó: “Los que ocupan los asientos baratos que aplaudan, por favor, los demás pueden contentarse con el tintineo de sus adornos”.

La iglesia también fue blanco de su escepticismo. En 1966 Lennon dijo en una entrevista: “Ahora somos más populares que Jesucristo. No sé quién llegará primero. El rock and roll o el Cristianismo. Jesucristo no estaba mal, pero sus seguidores son tontos y triviales. Sus perversiones exterminaron el cristianismo que había dentro de mí”. El Vaticano lo perdonó tan sólo 42 años después, al decidir que fue nada más que una broma del famoso artista.

La segunda mitad de los 60 es la época de beatlomania en todo el mundo y de la guerra en Vietnam, con la que está conectada la gauchada más sonada de Lennon: devolvió a la reina la prestigiosa Orden del Imperio británico escribiendo, “lo devuelvo  como signo de protesta por la guerra en Vietnam”.

No es de asombrarse que a finales de la década se convirtió en ídolo del movimiento de los hippies, y sus canciones, como “All You Need is Love” (“Todo lo que necesitas es amor”) se convirtió en su himno. La cultura de los hippies hizo una aportación considerable en el desarrollo social de muchos  países.

El novelista ruso Vasili Aksiónov así comentó su primer encuentro con los hippie en 1967 en Londres: “En aquel entonces fue un movimiento recién nacido, una nueva y la mas excéntrica forma de cultura juvenil. Surgió de manera espontánea, no fue implantada. Su cuna fueron los bares de Liverpool donde tocaban John Lennon, George Harrison, Ringo Starr y Paul MacCartney, en las pequeñas tiendas de Mary Quant de la famosa King's Road en Chelsea”.

Fueron los tiempos de románticos revolucionarios, de sublevación de la generación de los “niños” contra los limitados y aburridos “padres”. En Francia los estudiantes volcaban y quemaban coches bajo la consigna “¡Prohibido prohibir!” protestando contra las políticas del presidente francés Charles de Gaulle.
 En la República Federativa de Alemania en el funeral de Benno Ohnesorg, estudiante muerto por la policía, una de las futuras fundadoras y líderes de la famosa Fracción del Ejército Rojo Gudrún Ensslin hizo su famosa sentencia : “Nos matarán a todos. Son generación de Auschwitz. Es inútil discutir con la gente que construyó Auschwitz. Tenemos que coger las armas”.

Entre tanto, en Estados Unidos crecía el potente movimiento contra la guerra. Los jóvenes, incluido el futuro presidente del país Bill Clinton, protestaban contra la guerra de Vietnam saliendo a las calles de la ciudad, los veteranos echaban sus medallas a la escalera de congreso. En aquel entonces John Lennon y Yoko Ono dieron su famosa entrevista bed-in (protesta en la cama): sentados en pijamas en su cama explicaron a los periodistas su intención de frenar la agresión estadounidense en Vietnam (lo que se cumplió unos años después, cuando el gobierno estadounidense vio la inutilidad de esfuerzos ulteriores).

Después de la entrevista Lennon les regaló a los jóvenes pacifistas y hippies una nueva canción : “Give Peace a Chance” (“Dale chance a la paz”). Confesó que cuando escuchó a los manifestantes interpretando su canción exprimentó uno de los mejores momentos de su vida.

La retórica anti imperialista  de Lennon complacía en la Unión Soviética,  donde tuvo acogida tanto el propio Lennon, como los Beatles (a pesar de algunas críticas). En el período del 1967 al 1984 la discográfica estatal Melodiya editó 35 discos con sus canciones, y muchas bandas musicales soviéticas imitaban a los Beatles.
 En otoño de 1968 fueron invitados a dar un concierto en Moscú, pero en agosto del mismo año los carros de combate soviéticos entraron en Praga y su visita fue cancelada. No por culpa soviética, sino por la decisión de autoridades de Gran Bretaña que no estaban dispuestos a permitir el concierto de la famosa banda musical en la Unión Soviética en un momento tan crítico desde el punto de vista político.

Pero la benevolencia de las autoridades soviéticas no se extendió  a los hippies soviéticos que aparecieron en el mismo período que sus colegas occidentales. Fueron perseguidos por el carácter antisocial del movimiento y sus estrechas relaciones con la disidencia.
 Podían luchar por la libertad de Angela Davis, pero no por tener un movimiento análogo dentro de la URSS. El ciudadano soviético no podía aislarse de la sociedad, formar comunas y practicar el amor libre. Todo ello se consideraba como una influencia nefasta occidental y se criticaba con mucho encono en el progama televisivo Panorama Internacional difundido por  la Televisión Central.

A pesar de que el movimiento ya desapareció, los hippies todavía persisten tanto en Rusia como en otros países. Su cultura se convirtió en la cuna para otras subculturas juveniles: raperos, góticos, juegos de roles. Los hippie contribuyeron a la democracia e hicieron la sociedad más tolerante en asuntos raciales, pacifismo, los verdes, organizaciones por el servicio militar alternativo, viajes libres por todo el mundo en autostop, etc.

Esto quiere decir que John Lennon dejó una huella inmortal en la cultura y sociedad mundial.
   
LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала