Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

La guerra de EEUU con Irán supondría fabulosos beneficios para Rusia. Nezavisimaya Gaceta

Síguenos en

El día  de ayer mostró cuán económicamente ventajosas serían para Rusia  las hostilidades en el Golfo Pérsico. Una singular prueba de ello fue la reacción de las plazas mundiales tan sólo a los rumores sobre el cañoneo por Irán de un buque de guerra norteamericano destacado en el Golfo. Estos rumores provocaron un drástico encarecimiento de petróleo, provechoso para los exportadores rusos de esta materia prima.

 

De mantenerse a un nivel tan alto durante un año, las exportaciones de petróleo reportarían a Rusia unas ganancias de $10.000 millones como mínimo. El sector petrolero ruso ganaría mucho más en caso de que en el Golfo estalle una guerra de envergadura. Hoy por hoy, Irán suministra diariamente al mercado mundial unos 2,3 millones de barriles de crudo, lo que representa el 5,7 por ciento de las exportaciones mundiales. En el caso de ataque norteamericano, Teherán amenaza con bloquear el estrecho de Ormuz, a través del cual pasa más del 20% de las exportaciones mundiales de petróleo. Tampoco puede descartarse que Irán someta a bombardeos los campos petrolíferos de los países limítrofes. Uno ni siquiera puede imaginarse cómo dispararían en tal caso los precios.

"Si Irán deja de vender petróleo, los precios podrían superar los $80 por barril", opina Dmitri Lukashov, analista del banco Zenit. Konstantín Batunin, analista de Alfa-bank, está seguro de que "los precios incluso podrían sobrepasar la cota de $100". Esta opinión es compartida también por Mijaíl Zak, analista de Gasprombank.

No cuesta mucho trabajo calcular las ganancias que obtendría Rusia de tal subida de los precios. Las exportaciones rusas de crudo y sus derivados se cifran en unos 7 millones de barriles diarios. Por lo tanto, el aumento del precio en cada $10 proporcionaría a Rusia no menos de $25.000 millones anuales. Lo más importante es que el grueso de esta suma vaya a parar al arca pública, lo que le permitiría al Gobierno compensar el déficit de la recaudación fiscal, expresada en $15.400 millones durante tan sólo dos primeros meses del año en curso debido a la disminución de los precios de petróleo.

La subida de los precios de petróleo tendría también un efecto positivo indirecto para Rusia. "El aumento de los ingresos del presupuesto y de las petroleras haría crecer la demanda adquisitiva de la población e impulsaría el desarrollo de la industria metalmecánica y el sector de construcciones de Rusia", opina Lukashov.

Ello no obstante, según Batunin, tal guión podría traer como consecuencia que "en una perspectiva a largo plazo el sector extractor pase a ser el determinante en la economía rusa".

Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала