• esp
12:36 GMT +3 horas18 Diciembre 2014
En directo
Mundo

Irán puede optar por armamento chino después de negarle Rusia la venta de misiles S-300

Mundo
(actualizada a las 20:30 10.12.2014)
000
Irán puede optar por armamento chino después que Rusia se negara a venderle los misiles antiaéreos S-300, escribe hoy el diario ruso Nezavisimaya Gazeta.

Moscú, 30 de junio, RIA Novosti. Irán puede optar por armamento chino después que Rusia se negara a venderle los misiles antiaéreos S-300, escribe hoy el diario ruso Nezavisimaya Gazeta.

Con su negativa a suministrar los misiles, Rusia obliga a Irán a comprar armas a China y pierde así una importante fuente de ingresos. Las pérdidas de Moscú alcanzarán el precio del contrato más las multas previstas en estos casos.

Es poco probable que Teherán acepte firmar nuevos contratos con Moscú. La República Islámica elegirá a China como suministrador alternativo de armamento. Las pérdidas que sufrirá Rusia por el cese de la cooperación militar con Irán alcanzarán 300 ó 500 millones de dólares anuales.

Moscú decidió suspender los suministros de misiles antiaéreos S-300 a Irán el 17 de junio pasado a raíz de las sanciones que aprobó el Consejo de Seguridad de la ONU contra Teherán.

El presidente del comité de asuntos internacionales de la Duma rusa (cámara de diputados) Konstantín Kosachov, declaró que el S-300 era un sistema defensivo y por lo tanto no estaba sujeto a las sanciones. Poco después lo confirmó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Andrei Nesterenko.

Los expertos difieren sobre las pérdidas que traerá a Rusia el posible cese de su cooperación militar con Irán. El director de la Fundación de Seguridad Energética Nacional, Konstantín Símonov, asegura que el bloqueo económico a Irán es ventajoso para Rusia porque la política que aplica Teherán contradice los intereses de Moscú.

"Como productor de gas, Irán representa un peligro mucho mayor que Qatar, que suministra al mercado mundial principalmente gas natural licuado", dice Símonov.

Al mismo tiempo, el director del Centro de Estudios Iraníes, Rajab Safárov, considera que la decisión de suspender los suministros de misiles a Irán fue poco razonable.

Misiles antiaéreos S-300P. Infografía >>

"Tal postura antiiraní pone en peligro los proyectos bilaterales obligando a las empresas rusas a abandonar el mercado de Irán. Con todo, el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad está decidido a continuar y desarrollar la cooperación con Rusia", opina el experto.